Errores al adiestrar a un perro

1
1256

A todos nos gusta la idea de compartir buenos momentos con nuestro compañero de cuatro patas, pero para ello también debemos preocuparnos un poco en su educación y enseñarle cosas tan básicas cómo acudir a nuestra llamada.

Sin embargo solemos cometer muchos errores al adiestrar a un perro debido a nuestra inexperiencia y a que posiblemente intentemos imitar técnicas vistas en la televisión o vídeos en Internet.

Para evitar estos problemas, desde SoyUnPerro queremos mostrarte cuales son los fallos más comunes al educar a un perro.

También te puede interesar: Guía de educación para cachorros

Realizar sesiones sin preparar al perro

Una de las equivocaciones más frecuentes a la hora de educar a un perro es intentar hacerlo sin haber dejado que el perro libere su exceso de energía previamente.

Antes de iniciar cualquier sesión de adiestramiento, debemos haber paseado un buen rato con nuestro perro, dejando que haga sus necesidades, que huela cosas y que juegue con otros perros.

Es fundamental que nuestro perro haya saciado su ansiedad y liberado su energía para poder comenzar una sesión de educación canina adecuada. ya que de lo contrario, no contaremos con su concentración.

cachorro mordiendo la correa

No comprender los rangos de edad

Cada día no sorprendemos mas al ver a personas intentando adiestrara a cachorros de dos o tres meses de vida cómo si fueran perros totalmente adultos, e incluso se enfadan si no lo hacen bien….

El adiestramiento de un perro puede comenzar a partir de los seis meses de vida, y siempre poco a poco, con mucha paciencia. Es a partir de año de vida cuando podemos comenzar a realizar sesiones más serias.

Lo único que podemos y debemos hacer con perros de menos de seis meses de vida, es comenzar a enseñarles a hacer sus necesidades fuera de casa y algún truco cómo que acudan a la llamada o se sienten o tumben.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que un perro adulto será más terco a la hora de aprender que un perro joven. No podemos comparar a un perro de un año de vida con uno de nueve años… obviamente a este último le costará más aprender cosas nuevas.

Utilizar una técnica poco apropiada

Aun son muchas las personas que por desconocimiento siguen usando técnicas convencionales de educación canina, donde si el perro hace algo bien se le premia y si hace algo mal se le riñe o castiga.

Las técnicas de educación en perros han evolucionado muchísimo y se ha demostrado que la más recomendable y efectiva es la técnica del refuerzo positivo, donde se premia al perro cuando lo hace bien, pero se le ignora cuando lo hace mal.

Nunca, bajo ningún concepto se debe pegar a un perro (es considerado maltrato animal y está penado). Además, la conducta del perro puede tornarse agresiva y en vez de enseñarle algo positivo, estará aprendiendo cosas negativas.

Elegir un mal lugar para el entrenamiento

Una vez nuestro perro está cumplido, es decir, ha jugado y se ha cansado un durante un buen rato antes de la sesión de adiestramiento, debemos elegir un sitio tranquilo para comenzar.

Otro de los errores al adiestrar a un perro es intentar hacerlo en una calle donde hay mucho transito o ruidos que puedan hacer que se pierda la concentración. Debemos seleccionar un lugar tranquilo y donde a ser posible, ni perros ni personas nos distraigan.

Debe ser un lugar agradable, donde no haga ni mucho frío ni mucho calor y donde no haya un exceso de ruido. Puede ser en el exterior (algún parque tranquilo) o en casa (habitación para nosotros solos).

clase de adiestramiento canino

No repetir las sesiones con frecuencia

Seguimos con otro de los errores más comunes al adiestrar a un perro, que consiste en enseñarle un truco y repetirlo al día siguiente para ver si el perro lo recuerda y fin.

Cuando enseñemos algo a nuestro perro, debemos ser insistentes hasta la saciedad. Por muy sencillo que sea el truco, debemos practicarlo en todas las sesiones de adiestramiento.

Recuerda que los perros aprenden por repetición, cuantas mas veces practiquemos algo, mejor que quedará grabado en su mente. Y por supuesto cada vez que lo haga bien, debes darle un premio.

No saber entender a nuestro perro

Una cosa es conocer un poco el lenguaje canino para saber cómo se encuentra nuestro perro y otra cosa muy diferente es saber indicarle a nuestro perro lo que queremos que el haga.

Sin ánimo de ofender, somos nosotros los dueños, quienes muchas veces no sabemos educar correctamente a un perro y nos frustramos pensando que nuestro perro es tonto y no aprende…. cuando los tontos, somos nosotros.

Enseñarle a un perro a sentarse es muy sencillo, presionando la parte trasera de su lomo mientras le damos la orden.

Pero enseñarle otros trucos cómo permanecer sentado aunque pasen perros a su lado, pasear a nuestro lado sin correa o ladrar a nuestra orden, son bastante mas complicados y no todo el mundo sabe enseñar.

Por eso antes de educar a tu perro, debes informarte a fondo sobre cómo realizar el ejercicio que quieras enseñarle. Y si no lo consigues en unas semanas, no te enfades, simplemente acude a un adiestrador profesional para que te enseñe.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre