¿Es mejor que el perro esté dentro o fuera de casa?

A la hora de elegir lo mejor para nuestros peludos, es normal que nos preguntemos: ¿qué es mejor, que el perro esté dentro o fuera de casa? Esta decisión marcará su vida y su carácter, por lo que es algo que debes meditar sopesando bien todos los pros y los contras.

¿Es preferible darle la seguridad del hogar o se sentirá más a gusto con la libertad que le da el patio? Si estás en este impás, hay varias cosas que debes saber.

¿A los perros les gusta vivir fuera de casa?

Los canes son felices cuando tienen espacio para correr a sus anchas. Les encanta dar paseos por el campo y correr detrás de una pelota en el patio. Pero, si bien disfrutan de esta libertad, también son seres sociales. Como están acostumbrados a vivir en manada, si pasan muchas horas sin compañía se sentirán solos y marginados.

La soledad afecta su comportamiento y pueden llegar a tener ansiedad por separación, mostrando nerviosismo y comportamientos destructivos. También pueden volverse muy territoriales, considerando el patio de su propiedad.

Es importante que evitemos este tipo de actitudes, para que el perro no sea desobediente ni peligroso. Mantener una relación cercana y un vínculo fuerte ayudará a evitar estos problemas.

Además, no olvides que los canes son muy impulsivos y pueden intentar escaparse si tienen la ocasión. Por tanto, podrían perderse o causarle destrozos a algún vecino si viven fuera. Y no, la solución no es mantenerlos atados. Si queremos a nuestros peludos, debemos preocuparnos de que sean felices.

Lo que debes saber si quieres tener un perro guardián

Antiguamente era habitual que los perros rurales no se quedaran dentro de casa. Detrás de esta decisión había una razón muy clara: su función era proteger el ganado. Hoy en día nuestro estilo de vida ha cambiado mucho y uno de los principales motivos que llevan a tomar esta decisión es que ejerzan como perros guardianes.

Razas como el pastor alemán, el dóberman o el pastor belga suelen tener esta asignación, aunque son algunos de los perros que más sufren estando aislados. Este tipo de canes necesitan una estimulación física y social constante. De lo contrario, pueden desarrollar ciertos problemas comportamentales.

En este punto es importante que te cuestiones seriamente: ¿es razonable tener un perro solo para que sea tu perro guardián? Lo más probable es que termine atado, nervioso y deprimido. Para no llegar a estos extremos lo mejor es considerar la opción contraria. ¿Y si le damos su lugar?

perro-cocker-en-el-jardin

¿Dentro de casa los perros son más felices?

Si piensas que tu amigo de cuatro patas es parte de tu familia, nada como reforzar este vínculo compartiendo tu vida con él. Así podrás seguir más de cerca su proceso de socialización, pues formando parte del hogar observará e interactuará con los demás y se sentirá parte de la manada.

Beneficios para su salud

Además de una mejor socialización, al vivir en el interior tu peludo también tendrá una mejor expectativa de vida. Estas son algunas de las razones:

  • Al pasar más tiempo con él podrás detectar a tiempo cualquier cambio en su comportamiento que pueda estar relacionado con una enfermedad o dolencia.
  • Conservará su pelo limpio durante más tiempo.
  • Al vivir dentro de casa las probabilidades de tener parásitos u otro tipo de enfermedades se reducen de manera drástica.
  • La comodidad del hogar le ayudará a evitar esos molestos callos en los codos, tan típicos de los caninos que viven fuera.
  • No sufrirá con el mal tiempo. Y es que el frío, la lluvia y la nieve pueden afectar negativamente su salud.

En conclusión: aunque contemos con un amplio jardín o un patio en casa, lo mejor es dejar que nuestro can pueda resguardarse y compartir buena parte de su vida con nosotros. Al brindarle un ambiente agradable y cariñoso, nuestro colega peludo se sentirá tranquilo y a gusto con los humanos.

Sin embargo, no olvides que pese a todas estas ventajas, los paseos diarios son fundamentales. De esta forma podrá liberar toda su energía y sentirse contento.  Ahora, cuéntanos: ¿tú dejas que tu amigo de cuatro patas esté en casa? Si la respuesta es no: ¿estarías dispuesto a abrirle la puerta a tu hogar ahora que conoces todas las ventajas?