Todos sabemos que los perros son animales que dedican gran parte del día a dormir, descansar o simplemente disfrutar de un estado de relajación sobre sus camas. Sin embargo, si un perro duerme mucho puede ser síntoma de una patología que requiera atención veterinaria.

Veamos en detalle cuando es normal que un perro duerma mucho y cuando debemos considerar que se trata de un problema de salud. Qué información podemos deducir de la postura que tome al dormir y si existen otros síntomas asociados a tener en cuenta.

Mi perro duerme mucho tiempo ¿es normal?

Para entender el comportamiento del sueño en tu mascota, es imprescindible remontarnos a su origen y domesticación. El lobo, depredador al fin, tras largos recorridos buscando a sus presas duerme largos periodos de tiempo, así mismo, los perros suelen dormir profundamente varias veces al día y durante algunas horas cada vez.

Un perro adulto duerme aproximadamente la mitad de las horas del día, repartidas en horas diurnas y nocturnas. Que esté tumbado en la cama no siempre significa que esté dormido o soñando, ya que muchas veces simplemente están descansando o aburridos.

No todos los perros duermen la misma cantidad de horas, algunas razas son más dormilonas que otras y además, su situación y entorno influirá también mucho en las horas de sueño.

Un perro de corta edad, un cachorro, duerme muchas más horas que un perro adulto. Generalmente se despiertan para comer y gastar energía jugando, hasta que se quedan dormidos nuevamente.

¿Influye el clima en las horas de sueño?

En el hemisferio norte, el día tiene una duración más larga en épocas de verano y en invierno resulta menor, y esto los relojes endógenos o biológicos de tu mascota lo pueden percibir muy bien. El sueño se regula en tu perro a través de la melatonina, una hormona que regula los relojes biológicos de tu mascota y está estrechamente relacionada con la duración de luz solar.

Entonces podemos afirmar que en invierno los perros duermen profundamente más horas. Otro factor que explica este hecho es la necesidad que tienen en los meses más fríos de mantener la temperatura corporal. Sin dudas también favorece el sueño de las mascotas el hecho de que en invierno los paseos son más cortos.

En verano, durante las horas de más calor, los perros prefieren quedarse dentro de casa, escogen lugares frescos y tranquilos como un mecanismo de regulador a las altas temperaturas. En otro orden, con el buen tiempo somos más propensos a pasear más con nuestra mascota (también los humanos tenemos relojes biológicos que nos indican el momento de actividad más propicio).

Podemos afirmar entonces que duermen más en invierno que en verano.

Cada perro es diferente

Aunque los perros son grandes dormilones, algunos son especialmente nerviosos y dedican muchas menos horas a dormir que otros. Factores como la raza, edad y estado gestacional modificarán la conducta del sueño en cada perro. Un perro tranquilo puede dormir muchas más horas que un perro nervioso por mera genética, como puede ser el bodeguero andaluz por ejemplo.

¿Sabías que la postura en la que duerme nuestro perro nos indica cómo está su estado de ánimo?

La edad del perro y el entorno que le rodea, también influyen directamente. Un perro joven es más enérgico que un perro anciano, por lo que dormirá menos. Un perro que esté dentro del hogar todo el día (un hogar tranquilo), también dormirá más horas que un perro pastor.

Mi perro es anciano y duerme mucho

Los perros mayores son los que más horas dedican a dormir, debido a que su nivel de energía es menor y necesitan reponerlo con mayor frecuencia. En otro orden si tu perro tiene cierta edad, debes considerar que puede presentar dolores articulares que le hacen estar más tiempo en reposo y dormir. Los trastornos cognitivos como el alzheimer canino también es causa de que tu mascota duerma mucho.

Si apreciamos que nuestro perro comienza a olvidar cosas o muestra algún otro síntoma que consideremos extraño, lo mejor es solicitar una revisión veterinaria para descartar cualquier posible problema de salud.

Mi perro duerme mucho y presenta otros síntomas

Si aprecias de manera continua que los periodos de sueno en tu mascota, cada vez son mayores pudiera deberse a estrés o depresión u otras enfermedades que responden a los siguientes síntomas.

  • Cansancio
  • Fiebre
  • Apatía
  • Falta de apetito
  • Llantos / lloriqueo
  • Vómitos / diarrea

Si aprecias alguno de estos síntomas, no dudes en solicitar una cita con tu veterinario de confianza para realizar una revisión. Recuerda que los perros no hablan y muchas veces es posible que estén enfermos y no hayamos detectado sus signos de dolor.

Janet Siso Iglesias
Licenciada en Veterinaria en la Universidad Agraria de la Habana. Especializada en pruebas biológicas y control de calidad (Industria farmacéutica). Colaboradora en ONGs de protección animal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí