Primeros auxilios para perros intoxicados

0

Todos sabemos cómo son los perros, siempre olisqueando de aquí para allá y comiendo cualquier cosa que encuentren. Por eso, en muchas ocasiones terminan intoxicándose de forma accidental o intencionada, pudiendo llegar incluso a morir.

Conocer cuales son los primeros auxilios que debemos prestar a un perro intoxicado es fundamental para ayudarle a sobrevivir mientras llegamos a nuestro centro veterinario. Veamos cuales son los pasos a seguir.

Mi perro se ha intoxicado ¿Qué hago?

En primer lugar debemos mantener la calma, ya que su vida dependerá ahora de cómo actuemos. Si apreciamos que nuestro perro presenta síntomas de intoxicación o sabemos a ciencia cierta que está intoxicado, lo primero que debemos hacer es llamar a nuestro veterinario.

La mayoría de veterinarios cuentan con teléfonos de urgencia, donde están disponibles las 24h del día. El nos dirá cómo debemos actuar y además irá preparando todo para nuestra llegada a la clínica.

Información importante que debemos recopilar

Cualquier detalle sobre cómo se ha intoxicado será de gran ayuda para que nuestro veterinario pueda tratarlo una vez lleguemos a su clínica. Por eso, si sabemos que producto ha ingerido nuestro perro, debemos llevarlo con nosotros a la clínica para que el veterinario lo analice.

Si nuestro perro ha vomitado, podemos recoger una muestra en un tarro de cristal o incluso en una bolsa, para que sea analizado posteriormente. Incluso si notamos algún olor extraño, debemos anotarlo para comunicárselo al veterinario, pues muchos venenos tienen un olor característico:

  • Olor gástrico: Similar al olor del ajo, puede indicarnos el uso de arsénico, organofosforados, talio y fosfuro de zinc.
  • Olor a acetona: La aspirina y otros salicilatos, acetona, benceno, talueno, felones, xileno e isipropanol.
  • Olor a almendras amargas: Asociado al cianuro.
  • Olor desagradable e intenso: Asociado al paraguel.

perro-en-shock

¿Debo provocar el vómito a mi perro?

Pensar que provocando el vómito haremos que el veneno sea expulsado es lo más lógico, pero no lo correcto. En muchas situaciones provocar el vómito puede agravar el estado de nuestro perro, por lo que nunca debemos hacer nada sin consultarlo previamente con nuestro veterinario.

Si no han pasado más de dos horas desde que nuestro perro se intoxicó, y siempre bajo la supervisión de nuestro veterinario (nos podrá asesorar telefónicamente antes de acudir a la clínica), podemos tomar las siguientes medidas.

Cómo inducir el vómito en un perro

El remedio casero más común para inducir el vómito en perros es el uso de agua oxigenada al 3% (usando entre 1 y 5 mililitros por kilo de peso del perro y sin sobrepasar nunca los 50 mililitros en total).

El agua oxigenada provoca irritación gástrica, la cuál producirá el vómito. Se ha demostrado que es más efectivo cuando el estómago está parcialmente lleno, por lo que podemos darle algo de comida previamente.

El uso del carbón activado

Uno de los absorbentes más utilizados por su efectividad es el carbón activado, el cuál debe suministrarse a razón de 2 a 5 gramos por kilo de peso del perro en suspensión en agua al 20%. Siguiendo siempre las indicaciones del prospecto del mismo.

Todo esto ayudará a mantener vivo a nuestro perro mientras acudimos a la clínica veterinaria, pero recuerda que no debes hacer nada sin el consentimiento previo de tu veterinario.

ojo-de-perro

Intoxicación en piel u ojos

Si el tóxico está sobre la piel de nuestro perro y se presenta en forma de polvo, debemos cepillar la zona con un cepillo de cerdas duras para limpiar la zona. Con cuidado de no crear rozaduras en su piel y evitando que el polvo llegue a sus ojos o mucosas.

Si el tóxico es líquido, debemos aplicar abundante agua, enjabonando y aclarando constantemente durante al menos quince minutos. Si el líquido es aceitoso, podemos usar algún desengrasante tipo “lavavajillas” cómo fairy, con especial cuidado de que no llegue nunca a sus ojos ni mucosas.

En el caso de que el tóxico esté en sus ojos, debemos aplicar abundante agua o suero. Será complicado pues al ser una zona muy sensible nuestro perro no se dejará, pero es necesario para evitar complicaciones mayores. Además, le pondremos un collar isabelino mientras acudimos al veterinario para evitar que se rasque.

Intoxicación por insectos o animales

Si se trata de una mordedura o picadura, debemos tener presente que la atención veterinaria también es urgente. Y bajo la supervisión de nuestro veterinario, podemos aplicar previamente estos consejos.

Contacto con oruga procesionaria

Lavar abundantemente la zona afectada con agua, sin aplicar ningún tipo de presión para evitar que los “pelitos” de la procesionaria se claven. Pueden producirse reacciones anafilácticas por lo que la urgencia es extrema.

Mordedura de serpiente u otros animales

Debemos evitar realizar torniquetes porque podríamos empeorar la situación (a no ser que nuestro veterinario nos lo indique explícitamente). Tampoco debemos intentar succionar el veneno en caso de mordedura.

Picadura de insectos

Si una avispa o abeja pica a nuestro perro, debemos intentar extraer el aguijón e inmovilizar al nuestro perro para evitar que se acelere, acudiendo rápidamente a un veterinario.

Intoxicación por inhalación

Si nuestro perro ha respirado algún producto tóxico lo primero que debemos hacer es retirarlo de la zona intoxicada y exponerlo al aire libre y limpio, para que pueda respirar sin peligro.

Si es posible, podemos aplicar oxígeno e incluso realizarle la respiración artificial en caso de ser necesario. Acto seguido, llevarlo al veterinario para que le den soporte vital.

Los primero auxilios ayudarán a nuestro perro a aumentar sus probabilidades de sobrevivir a la intoxicación, pero es totalmente necesario que sigamos siempre las instrucciones de nuestro veterinario. Nunca debemos aplicarlas por nuestra cuenta.

Bibliografía
Cerenini A, Ciarroca E, Di Nicola U, Fico R, Gonzalez (2012) Manual operativo para la gestión veterinaria de casos de presunto envenenamiento de animales salvajes y domésticos. Http://www.venenono.org/wp-content/uploads/2012/09/Manual_veterinario_espanol-1.pdf
Programa Nacional de tenencia responsable de animales de compañía
Cerda P, Silva L, Gutiérrez W, Mieres J J, París E, Ríos JC, Intoxicaciones veterinarias en Chile reportadas al centro de Información Toxicológica de la Pontificia Universidad Católica de Chile
Daza MA, Ayuso E, Revista AVEPA, 24(4), 231-239 (2004). Intoxicaciones más frecuentes en pequeños animales.
Martín P, IM veterinaria 62-64 Intoxicaciones que originan síntomas neurológicos en perros y gatos parte II

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí