Descubre la raza Schipperke – Características, comportamiento y cuidados

El Schipperke es un perro de origen belga con una personalidad alerta y curiosa, destaca por la expresión atenta y simpática de su rostro, además de su bonito manto de pelo negro.

Tiene un cuerpo robusto y su nombre significa “perro pastor”. Aunque en la actualizad se adapta perfectamente también como perro de compañía. ¿Quieres conocer más detalles sobre esta hermosa raza?

¿Cómo es un perro Schipperke? características físicas

Según el estándar de la Federación Cinológica Internacional (FCI), se trata de un perro pequeño de cuerpo sólido. Su forma es armoniosa y la cabeza, de construcción cuneiforme lupoide, es similar a la de un zorro, con hocico corto y orejas puntiagudas elevadas.

Con frecuencia la cola del Schipperke es amputada, pero lo desaconsejamos, ya que constituye un acto de tortura y además está completamente prohibido en países cómo España, donde se considera un delito.

La trufa es negra y pequeña, mientras que los ojos tienen forma almendrada; el iris, por su parte, es castaño oscuro, rodeado por negros párpados. La mirada del Schipperke es particular: atenta, curiosa y simpática, te causará ternura.

Su manto de pelo es abundante, duro y recto. Su longitud es media en el cuerpo, corto en las orejas y la cabeza, y largo alrededor del cuello. El manto es negro intenso, algunos ejemplares cuentan con zonas gris oscuro en la capa interna del pelaje. En perros ancianos, son comunes las manchas grises alrededor del hocico.

icono-perroAltura de entre 27 y 33 cm en machos y entre 25 y 30 cm en hembras
icono-pesoPeso de entre3 y 9 kg en machos y hembras
icono-pelo
Pelo liso, suave y muy abundante
icono-caracter
Carácter amable y curioso
Icono-saludSalud buena
Icono-calendarioEsperanza de vida estimada de entre 12 y 14 años

 

Schipperke-disfrutando-de-un-paseo-por-el-campo

Personalidad y carácter del Schipperke

A pesar de su pequeño tamaño, es un excelente perro guardián. Te avisará con sus ladridos si alguien entra en casa, pues es desconfiado con los extraños. Además, como todo perro pastor, custodia objetos si se lo ordenas, así que puede ser protector con sus juguetes.

Con la familia es amoroso y adora el cariño, respeta las normas de la casa y es muy leal. Su personalidad curiosa es ideal si hay niños en casa, pues le encanta jugar a las escondidas con ellos y compartir juntos. Estas características lo convierten en un perro ideal para familias.

Además, caza ratones y otros animales pequeños en los hogares. El único contra sería que, por su naturaleza protectora, es algo ladrador, debes educarlo bien para que esto no sea un problema.

Cuidados recomendados para la raza Schipperke

Puede adaptarse perfectamente a la vida en un piso, pero requiere de caminatas diarias, pues es muy activo. Este es un perro atleta, le encanta hacer ejercicio y en un jardín correrá y jugará con todo lo que encuentre. Si te gusta salir a correr, hacer senderismo o ir en bicicleta, no dudes en llevarlo contigo, le encantará. En cualquier de estas situaciones, sugerimos pasearlo con correa o arnés canino.

Con los niños, jugar juntos es una buena manera de que ambos quemen toda su energía y creen un estrecho vínculo. Esta interacción debe ser supervisada por un adulto.

Realiza el entrenamiento desde cachorro, sobre todo para encauzar su instinto ladrador. Se recomienda el entrenamiento de obediencia. El Schipperke es un perro explorador y curioso por naturaleza, así que necesitas inculcarle desde el principio para que acuda rápidamente a tu llamado; de lo contrario, podría perderse o ponerse en peligro.

Aprende con facilidad, pero su naturaleza independiente requiere de paciencia para dominarla, sin por eso coartar su personalidad. En caso de que no tengas experiencia, considera asistir a clases de entrenamiento canino con tu perro.

El Agility y otras actividades de ejercicio canino son perfectas para el Schipperke. Se divertirá mucho en ellos, hará deporte y pasará tiempo contigo.

Cuidados del pelaje y alimentación

El Schipperke es un poco glotón, vigila las porciones de comida y dale mucho ejercicio. Al igual que con otras razas, un recipiente de agua fresca y limpia debe estar disponible en todo momento.

El pelaje es fácil de mantener. Requiere solo un cepillado semanal, excepto en la época de muda (uno o dos veces al año, de acuerdo con el clima de tu región), en que se recomiendan dos cepillados semanales.

El baño solo es requerido cuando el manto esté sucio. De igual forma, permanece atento a la aparición de parásitos externos.

perro-Schipperke-sentado-en-el-cesped

¿Cómo es la salud de un Schipperke? Posibles enfermedades

Se considera un perro sano si cumples con las visitas anuales al veterinario y el calendario de vacunas. Además, es recomendable que prestes atención a los síntomas de estas dolencias:

  • Luxación patelar
  • Hipotiroidismo
  • Enfermedades oculares
  • Problemas en la cadera

Historia y origen del Schipperke

El Schipperke es descendiente de un perro pastor desaparecido, llamado Leuvenaar. La raza se desarrolló durante el siglo XVII y alrededor del año 1690 era un perro común en las calles de Bruselas, donde era adoptado por los zapateros remendones.

Durante esa época, la raza también era apreciada como cazadora de ratones y otros animales indeseados en las casas, además de ser perro guardián.

Gracias a la reina María Hérnica, de Bélgica, su popularidad aumentó a partir de 1882. Cinco años después fue introducido en Estados Unidos.

¿Cuanto cuesta un Schipperke?

Los cachorros de Schipperke pueden costar entre 200€ y 1.000€ en España, dependiendo del criador y de si tienen pedrigree o no. Te recomendamos solicitar siempre el pedigree del cachorro y de sus progenitores para asegurarte de que se trata de un ejemplar de pura raza.