Los 4 tipos de Pastor Belga – Características y fotos

El pastor belga es una raza canina de la cual existen 4 variedades en la actualidad. Anteriormente, podían clasificarse hasta 8, pero a partir de 1890 momento en que la raza fue reconocida, solo se identificaban las que sobreviven hoy.

Se trata de una raza criada para el pastoreo, aunque a lo largo de la historia también ha sido empleada como perro policía, mensajera, vigilante y rescatista. En la actualizad también adopta el papel de perro de compañía.  Veamos las características de cada uno de los tipos de Pastor Belga.

Pastor-belga-Groenendael

Pastor belga Groenendael

Es el pastor belga propiamente dicho, puede identificarse sin incluir el nombre que lo distingue de los otros. A partir del siglo XX, esta variedad comenzó a desempeñar otras tareas adicionales al pastoreo, jugando un papel crucial durante la Segunda Guerra Mundial al servir como mensajero y perro de ambulancia.

Este perro presenta un cuerpo musculoso, ágil y grácil, en el cual destaca su expresión juguetona y alegre. La forma es algo cuadrada, sin dejar de ser elegante. La cola es larga y las patas son potentes.

En cuanto a la cabeza, se distingue por un hocico alargado, además de orejas puntiagudas y levantadas. Los ojos tienen forma almendrada y el iris aparece en tono castaño.

Entre los tipos de pastor belga, el pelaje de esta variedad es largo, liso, tupido y áspero al tacto. El manto es doble y se muda durante el verano. En cuanto al color, el pelaje del belga Groenendael solo aparece en negro puro o con algunas manchas blancas en los dedos y la barbilla.

Se trata de un perro inteligente, valiente y fiel a sus amos humanos. Además, es un excelente perro guardián, ideal para aquellas personas que buscan una mascota protectora y familiar. Es recomendable socializarlo desde cachorro, pues tiende a desarrollar conductas posesivas.

Pastor-belga-Laekenois

Pastor belga Laekenois

En su origen, la variedad Laekenois era un perro de trabajo para el campo y, al igual que su hermano Groenendael, se desempeñó como mensajero durante las dos guerras mundiales. Durante este período, el número de Laekenois se redujo hasta casi desaparecer, pero el esfuerzo de un grupo de criadores le ayudó a sobrevivir.

Entre los diferentes tipos de pastor belga, el Laekenois es el menos frecuente. Presenta un cuerpo cuadrado, pero delgado y sin mucho musculo. Las orejas son puntiagudas y el hocico alargado. Los ojos tienen forma de almendra y pueden ser negros o castaños.

El pelaje de esta variedad es largo, hirsuto y desordenado, más abundante en el cuello y el pecho. El manto incluye una variación de tonos rojizos, arena y grises, variando entre un perro y otros.

El belga Laekenois también es inteligente, protector y devoto. Es cariñoso con sus amos y las personas conocidas, pero se torna reservado con extraños. Disfruta de la actividad física y, con buen entretenimiento, responde a los comandos con prontitud.

Pastor belga Malinois

El belga Malinois es originario de Malines, una región al noroeste de Bélgica. Es un perro ganadero que estuvo a punto de desaparecer luego de 1960, pero hoy en día es criado como perro policía o guardián.

El Malinois es similar al Groenendael, pero su musculatura es más discreta. La forma del cuerpo es cuadrada, las patas largas y la cola ligeramente levantada.

Los ojos de esta variedad tienen forma almendrada y el borde de los párpados es negro. El iris, por su parte, aparece en color castaño y negro.

En comparación con las otras variedades, el manto del Malinois es doble, corto, duro y liso, perfecto para soportar condiciones climáticas adversas. El pelaje es carbonado, es decir, presenta un color sepia o castaño hacia el interior, mientras que cambia a tonos más oscuros hacia el exterior de cada hebra.

La personalidad del Malinois es confiada y protectora, sin necesidad de ser agresivo. Es un perro que responde bien a los comandos y requiere entrenamiento temprano; de lo contrario, podría desarrollar la costumbre de perseguir autos durante la adultez.

Pastor-belga-Tervueren

Pastor belga Tervueren

El último de los tipos de pastor belga es el Tervueren, nombre que recibe de la localidad donde se comenzó a criar a principios del siglo XX. En aquel momento, era utilizado como perro pastor y guardián de las granjas.

Esta variedad es similar en peso y forma al Groenendael. El cuerpo también es cuadrado, las orejas puntiagudas y el hocico alargado. En cuanto a los ojos, son almendrados y mayormente aparecen en tono castaño oscuro, aunque algunos perros los tienen amarillos.

El pelaje del Tervueren es largo, liso, abundante y áspero. En cuanto al color, es negro con zonas rojizas; además, presenta una máscara negra alrededor de los ojos. A medida que el perro envejece, el pelaje tiende a oscurecerse.

Este pastor belga es cariñoso con los humanos, busca la atención de sus amos y es amigable, aunque desconfiado con desconocidos. Aprende mejor si el entrenamiento se basa en juegos y disfruta de hacer ejercicio todos los días.