Mi perro ladra toda la noche ¿Qué hacer?

Un perro que ladra toda la noche puede convertirse en un problema. No solo impedirá que tu familia descanse bien, sino que además podría ocasionarte conflictos con los vecinos. Perros cachorros, adultos y ancianos pueden presentar este comportamiento, pero reprenderlos no es la solución.

Si tu perro no para de ladrar, necesitas detectar las causas para saber qué hacer y solucionar el problema de una forma efectiva ¡Descubre los principales motivos a continuación!

¿Por qué ladran los perros en la madrugada?

El ladrido es un mecanismo utilizado por los perros de cualquier edad para comunicarse, sobre todo con los seres humanos, pues en raras ocasiones se comunican entre ellos ladrando. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué tu perro ladra mucho por la noche?

Si se trata de un comportamiento recurrente, estas son algunas de las razones:

En el caso de que se trate de un ladrido ocasional, tu perro puede ladrar si percibe un intruso u otra animal en la casa. Además, un perro que no descansa durante la noche se mostrará irritable y con poco ánimo al día siguiente.

perro-que-no-se-duerme

¿Cómo evitar que un perro ladre toda la noche?

Estas son algunas de las soluciones si tu perro adulto o anciano ladra mucho durante la noche:

Acude al veterinario

Al tratarse de un comportamiento repentino, pero constante, necesitas descartar que tu perro sufra alguna enfermedad o esté herido. Además, los perros ancianos pueden comenzar a sufrir artritis, dolor en las articulaciones y otras molestias que necesitan atención médica.

Por otro lado, el estrés y la ansiedad también deben ser diagnosticos por tu veterinario, así como las causas y el posible tratamiento.

Esterilización

Un perro o perra en celo estará más inquieto durante la noche, sobre todo si percibe un compañero del otro sexo cerca. Ladrará para lamentarse e intentará salir de tu casa. Para evitar esto, es recomendable que consultes sobre las posibilidades de castración con tu veterinario.

Cubre sus necesidades

Si tu perro siente hambre, sed, frío o calor estará incómodo y no podrá dormir. Cada noche, asegúrate que haya comido, bebido y que su cama sea la adecuada para la época del año.

Ambiente seguro

En las fechas de celebración, es común que tu perro ladre durante la noche si percibe sonidos extraños, como fuegos artificiales y música. Permanece atento a su comportamiento y consulta con tu veterinario sobre algún producto para proporcionarle tranquilidad, como feromonas ambientales y pastillas relajantes.

Cambio de rutina

Si te has mudado de casa o cambiado de lugar la cama de tu perro (para él no es lo mismo dormir en el comedor que en el jardín), considera la posibilidad de revertir esta situación o hacerle la estancia más agradable.

Además, si antes permitías que tu perro durmiera contigo y ahora le impides el acceso al dormitorio, también es normal que ladre o gimotee durante la noche. En este caso, solo necesitas esperar que se habitúe a la nueva rutina.

Entretenimiento

Si tu perro pasa todo el día solo en casa con poco acceso a estímulos, como juguetes para distraerse, durante la noche estará lleno de energía y tratará de distraerse con los ladridos. P

roporciónale juguetes, sácalo a pasear e invierte tiempo en compartir con él cuando regreses a casa; de lo contrario, el aburrimiento podría transformarse en conductas compulsivas.

cachorro-jugando-con-un-juguete

¿Por qué tu cachorro ladra toda la noche?

Es normal que tu cachorro recién adoptado ladre toda la noche, pero debes corregir este comportamiento a tiempo para evitar que se acostumbre. Los cachorros ladran durante los primeros días en una casa nueva, pues extrañan a su madre y hermanos, además de no sentirse seguros en un lugar con olores y sonidos desconocidos.

Si tu cachorro ladra mucho en la noche, significa que trata de llamar tu atención para obtener compañía.

¿Cómo callar a un perro que ladra mucho?

Para que un perro se sienta tranquilo y además esté cansado, para conciliar mejor el sueño, es recomendable seguir estos consejos:

  • Entrenamiento durante el día. Dar largos paseos, dejar que juegue con otros perros o hacer deporte con tu perro, ayudará a que gaste su exceso de energía y duerma más tranquilo.
  • Comodidad. Proporciónale una cama cómoda y un juguete de peluche sobre el que pueda recostarse. Le hará sentirse más cómodo y seguro.
  • Juegos. Antes de la hora de dormir, juega con tu perro para cansarlo, se dormirá más rápido. Pasear, jugar a la pelota o a encontrar premios comestibles son formas de mantenerlo activo.
  • Imita a la madre. Algunos cachorros duermen mejor si colocas en su cama un reloj analógico con un sonido de tic-tac, pues esto les recuerda los latidos de la madre.
  • Cena temprana. La última comida de tu perro debe ser 2 horas antes de dormir; de esta forma, evitarás que deba ir al baño o experimente indigestión. Es recomendable sacarlo a hacer un “último pis” antes de dormir.
  • Mantente firme. Si cada vez que tu perro o cachorro ladra o llora mucho acudes a su cama, jamás dejará de hacerlo. Proponte soportar este inconveniente algunos días, solo así aprenderá a quedarse solo.
  • Sé cariñoso. La paciencia y el cariño son cruciales durante la etapa de adaptación de tu perro, no le grites ni lo regañes por ladrar, ayúdalo a sentirse seguro y cómodo en su nuevo hogar.