Tipos de perro Mastín

Los perros de raza mastín y sus variedades se caracterizan por tener un cuerpo musculoso y fuerte. En la antigüedad, estos perros eran empleados para resguardar el ganado, gracias a su carácter protector y la capacidad que demostraron para enfrentarse a los posibles depredadores.

¿Te interesa adoptar un perro mastín? Entonces necesitas conocer cuántos tipos de mastín existen y sus principales características.

¿Cuántos tipos de perros mastín hay?

La American Kennel Club y la Federación Cinológica Internacional son las instituciones encargadas de determinar cuáles son las razas reconocidas oficialmente y asentar las características de cada una.

En este sentido, se considera que existen 8 tipos de perro mastín, criados principalmente en Europa. Cada variedad cuenta con particularidades físicas, pero comparten el hecho de ser descendientes de perros molosos antiguos.

Mastín inglés

El mastín inglés también es conocido como mastiff. Sus orígenes se encuentran en Gran Bretaña, donde la raza se cría desde el siglo XV, aunque se tienen registros de posibles antepasados en la época dorada de Roma.

En comparación con los otros tipos de mastín, el inglés presenta un pelaje más corto y menos brillante, en tonos leonados claros con hocico, orejas y trufa negras. El hocico es corto y la cabeza cuadrada, acompañada de un cuerpo macizo.

Mastín tibetano

El mastín tibetano es originario del Tíbet, donde la raza se comenzó a criar en el año 300 después de Cristo. Esta variedad de perro mastín se distingue por su pelaje largo, lanudo y suave, el cual aparece en combinación de un color leonado con negro, rojizo o negro puro.

En la antigüedad, el tibetano formaba parte de las tribus nómadas, donde desempeñaba el papel de perro pastor y guardián.

Mastín del Pirineo

Esta variedad de perro mastín es oriunda de España, donde también ha cumplido la tarea de perro guardián. A diferencia de otros tipos de mastín, el del Pirineo tiene una apariencia más bonachona, sobre todo por su pelaje abundante y lanudo.

Esta variedad es mediana y presenta ojos pequeños junto a orejas largas y caídas. El color del manto suele ser blanco con una máscara alrededor de los ojos, pero también existen ejemplares con tonalidades castañas, grises o una mezcla de colores claros.

Mastín de Burdeos

Originario de Francia, el mastín de Burdeos es una de las razas caninas más antiguas del país, donde era utilizado como perro guardián y cazador. Además de poseer las características de las razas molosas, esta variedad es braquicéfala.

Los machos suelen ser dominantes, pero cariñosos y tranquilos si eres su amo. El pelaje es delgado y corto, pero suave. Se presenta en tonalidades leonadas y castañas, con algunas manchas blancas en las extremidades y el pecho; algunos ejemplares poseen una máscara café o negra alrededor de los ojos.

Boerboel

Esta variedad también es llamada mastín sudafricano, al provenir de esa región. Apareció alrededor del año 1600, momento en que era utilizado como perro protector en las granjas. Entre los tipos de perros mastín, se considera el más ágil en cuanto a desempeño físico.

Su apariencia es maciza, con pelaje corto y cuerpo sin pliegues sobrantes. El manto puede ser rojizo, leonado o arena.

Mastín leonés

También conocido como mastín español, esta variedad es oriunda de la Península, donde desde la antigüedad fue utilizado como perro pastor. Si buscas un perro cariñoso, este es una excelente opción para ti.

En cuanto a su apariencia,  presenta un pelaje castaño claro o rojizo, pero también existen ejemplares negros o con un manto de varios colores. Otra de sus características distintivas es un cuello grueso con varios pliegues de piel.

Mastín italiano

Esta variedad es descendiente de una raza molosa proveniente de Roma. Quizá lo reconozcas  por su otro nombre, cane corso. Se caracteriza por presentar un pelaje brillante, ya sea negro, gris o leonado.

El italiano será un buen perro guardián para ti, ya que es muy inteligente, atento y leal. Además, gusta de las actividades al aire libre, un punto a su favor si eres una persona que disfruta del montañismo o salir de paseo.

Mastín napolitano

Los antepasados de este perro mastín se encuentran en el siglo I después de Cristo. La raza se desarrolló en Nápoles (Italia) y fue reconocida en 1947.

El mastín napolitano es un excelente compañero si buscas un perro fiel que proteja tu hogar. En cuanto a su apariencia, mide hasta 75 centímetros a la cruz. El cuerpo es musculoso, la cola corta y la mandíbula potente. El pelaje es corto, pero abundante y aparece en tonos rojizos, grises o pardos.

Tipos de perro mastín no reconocidos

Adicional a las 8 razas mencionadas, encontrarás otras que también son llamadas mastín, pero que aún no están reconocidas por las asociaciones oficiales.

Estas son algunas de ellas:

  • Bullmastiff (cruce entre mastín y bulldog)
  • Mastín de Borinquen
  • Mastín de Cachemira
  • Mastín afgano
  • Mastín americano