Tos de las perreras (Traqueobronquitis aguda)

65

La conocida popularmente como tos de las perreras es, con más exactitud, una traqueobronquitis aguda. Se produce una inflamación de tráquea, bronquios o ambos. Son varios los agentes bacterianos y víricos que la pueden causar.

Suele darse con más abundancia durante los meses de otoño y es muy contagiosa, por eso es importante que, si identificamos cualquiera de los síntomas que describimos a continuación, acudamos al veterinario. 

¿Qué es la tos de las perreras?

Es una patología en la que se produce una inflamación de la tráquea y/o bronquios. Son varios los virus y las bacterias que se pueden identificar en estos casos. Pueden causar la enfermedad de manera aislada o combinándose. Entre ellos destaca la bacteria Bordetella bronchiseptica y el virus parainfluenza canino.

Se trata de una enfermedad que se transmite de una manera muy rápida, normalmente en los meses de otoño, según la experiencia clínica veterinaria. Es fácil que empiece una propagación por un mismo barrio o municipio durante estos meses. No obstante, los lugares donde se acumulan más animales, como las perreras, constituyen el ambiente perfecto para su propagación. Y, como no podía ser de otra forma, su síntoma característico es la tos.

¿Qué razas son más propensas a padecerla?

Debido a su elevada capacidad de contagio, los perros con mayor riesgo de contraer la tos de las perreras serán aquellos que vivan en comunidades de animales. Las perreras, por supuesto, pero, también, las protectoras, las residencias caninas o todas aquellas reuniones de perros como exposiciones o competiciones deportivas, aumentan el peligro de contagio.

Síntomas de la traqueobronquitis aguda

Como ya indica su nombre, la tos es el signo fundamental de esta enfermedad. Además, es una tos muy característica, seca, áspera y profunda. Suele ser improductiva (no conlleva la expulsión de secreción) y no es extraño que se acompañe de arcadas y náuseas.

En general, este va a ser el único síntoma y el perro seguirá haciendo su vida cotidiana. No suele presentar fiebre, come con normalidad y puede realizar sus actividades habituales. Así transcurren la mayoría de los casos, ya que lo habitual es que la tos de las perreras curse como una enfermedad leve. En caso de animales inmunodeprimidos por alguna causa, las consecuencias pueden ser peores.

Tratamiento para curar la tos de las perreras

Aunque sea un proceso leve, debido a la facilidad con la que se pueden contagiar otros ejemplares, debemos acudir al veterinario para establecer un tratamiento. Normalmente, se comenzará tras una historia clínica, exámenes físicos y radiografía torácica, con un tratamiento de antiinflamatorios orales. Habrá que cambiar durante el tratamiento a arnés en vez de collar, así como evitar ejercicios intensos o paseos demasiado largos.

Suele ser suficiente con antiinflamatorios tipo AINES como meloxicam. Aun así, la curación puede demorarse de unos días a una semana. Si el cuadro se complica, pueden prescribirse antibióticos unos 7-10 días para evitar o tratar infecciones bacterianas secundarias que compliquen la recuperación.

Señales de alerta durante la enfermedad

Además, en los cachorros el curso clínico también puede complicarse. En ellos el tratamiento va a ser más complejo porque pueden tener secreciones con mucosidad que comprometan la respiración.

Por lo tanto, también habrá que ocuparse de despejar las fosas nasales y prevenir la neumonía, que es la infección pulmonar que también puede aparecer como complicación. La neumonía se presenta con síntomas como los siguientes:

  • Fiebre. Anorexia, el animal deja de comer.
  • Tos productiva (con secreción). Secreción nasal.
  • Intolerancia al ejercicio, es decir, el perro se va a negar a moverse o se sofocará tras una mínima actividad.
  • Estornudos. Taquipnea (respiración acelerada).

Complicaciones en una traqueobronquitis aguda

En los casos en los que el animal presenta secreción nasal puede ser necesario aplicar un mucolítico como la bromhexina, ya que puede dificultar considerablemente la respiración. El veterinario puede prescribirnos medicación.

El vapor de agua también puede facilitar la respiración. Podemos conseguirlo de manera casera duchándonos con agua caliente con la puerta cerrada y el perro dentro del baño. De esta forma generamos vapor y humedecemos el ambiente.

Por su parte, la neumonía va a necesitar antibioterapia, antiinflamatorios y tratamiento de los síntomas que haya. Se diagnostica mediante radiografía. En ella veremos patrón de “nubes de algodón”.

¿Se puede prevenir la tos de las perreras?

Existen vacunas contra varios de los agentes que se ven implicados en la tos de las perreras. Algunas se incluyen en el calendario de vacunación habitual, como las del virus parainfluenza canino o algunos tipos de adenovirus. La vacuna de la tos de las perreras no es obligatoria, pero sí altamente recomendable.

Suele administrarse por vía intranasal u oral y. Se recomienda para perros que acuden a residencias caninas, visitan frecuentemente exposiciones, etc. Es recomedable revacunar cada 12 meses.

Gracias a la extensión de la vacunación, han disminuido los casos de tos de las perreras y los que se producen son más leves. No obstante, se da sobre todo en el cambio de estación verano-otoño.

Consejos para hogares con perros enfermos de tos de las perreras

Además del tratamiento que nos prescriba el veterinario, el cual debemos seguir estrictamente, en casa podemos implantar algunas medidas que ayuden a la recuperación del animal. Son las siguientes:

  1. Aislar al perro enfermo lo máximo posible si tenemos más perros para evitar la propagación de la enfermedad.
  2. Así mismo, el hogar debe tener buena ventilación.
  3. El perro no debería mojarse, si lo hace, tendremos que secarlo por completo con toallas y secador.
  4. Humidificador o duchas calientes con vapor.
  5. El perro tiene que seguir saliendo a la calle para sus paseos, pero debemos llevarlo con arnés y no excedernos en su duración o intensidad.

Bibliografía
Carlson y Giffin (2002): Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.

Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

65 COMENTARIOS

  1. Hola Alisson,

    No, no es muy normal, es un comportamiento típico en perros bastante enfermos por lo que es posible que la enfermedad le haya debilitado bastante. Debes comentarlo con tu veterinario para evitar que se deshidrate.

    Saludos

  2. Hola Guadalupe,

    Si está bien de ánimo y come y bebe, simplemente debes esperar un poco a que la medicación haga bien su efecto. Estas cosas en ocasiones tardan un tiempo en curarse.

    Saludos

  3. A mi perro ya lo estan tratando pero lo que pasa es que no quiere comer y quiere estar solo acostado y se le ve muy decaido ademas respira muy fuerte y vomita y estoy muy preocupada nose si eso sea muy normal

  4. Mi perra tiene ya seis días con una tos muy seca y al final como que expulsa flemas o espuma como que le duele mucho la garganta el veterinario le indico 2 ml de estrepto lee 6 M extra corte inyectado intramuscular cada 24 horas, ya lleva 5 días y no veo que mejore ella sigue activa come y toma agua normal pero esa tos, que me parece que se quedara sin respirar me tiene preocupada, dice el veterinario que eso lleva días me pueden dar un consejo, no tengo tanto dinero para llevarla a otro y otro pues cada uno dirá diferente diagnostico, gracias

  5. Hola Silvia,

    Quizás se le haya complicado el resfriado (tos de la perrera) o incluso es posible que tenga algo más. Debes acudir al veterinario para que le haga una revisión.

    Saludos

  6. He adoptado una perrita de 2 años. Estaba en un albergue. Llevo una semana con ella y está muy triste. Tiene una tos impresionante con flema. Lo que más me preocupa es que está muy triste y le cuesta mucho levantarse. Siempre quiere estar acostada aunque. No tiene estado de ánimo alguno. Qué le pasa ?

  7. Hola Lidia,

    La medicación siempre tarda unos días en hacer efecto y el resfriado puede tardar incluso algunas semanas en pasar por completo. Si tu perrito no tiene fiebre simplemente continua con el tratamiento que te ha puesto tu veterinario, pero si empeora, acude a otro veterinario para tener una segunda opinión.

    Saludos

  8. Hola Gaby,

    Por lo que comentas, su estado es grave. Nuestro mejor consejo es que acudas a un veterinario para realizar pruebas.

    Saludos

  9. Hola mi perro presenta todos esos síntomas pero está extremadamente decaído y su respiración es muy rara le salen sonidos del pecho, puede ser moquito ? O tos de la perrera? Me da mucho miedo

  10. Hola Brenda,

    Es normal presentar mocos si tiene la tos de la perrera, es cómo un resfriado. Al ser un cachorrito debe atenderlo el veterinario, porque son muy sensibles. Evitar que coja frío y que descanse 🙂

    Saludos!

  11. Hola. A mi cachorro le diagnosticaron esto pero no estoy segura ya que hoy por la mañana tenía moco amarillento en la nariz. Puede ser moquillo? No perdió el apetito, sólo está un poco más decaído. Tiene la vacuna del moquillo igual.

  12. Hola Paulina,

    En cachorros todo es peor porque se intensifica, es necesario que tome su medicación y por supuesto también que coma, prueba a hacer una especie de papilla a ver si se anima a comer 🙂
    Incluso puedes preparar algo de comida casera: https://soyunperro.com/arroz-pollo-zanahoria-perros/

    Si ves que empeora, no dudes en acudir nuevamente al veterinario.

    Saludos

  13. Hola buenas tardes mi perro es un Chihuahua empezó con una diarrea y despues con lo de su garganta y me dijieron q tenia tos de perrrera pero le mandaron jarabe de ambroxol no se si le este cayendo en su estómago porque le doy el jarabe y vomita no quiere comer tampoco las cosas blandas no se que puedo hacer con mi cachorro

  14. Hola Ana,

    Cuando los perros están enfermos normalmente pierden el apetito, más aun cuando afecta al sistema digestivo o boca/garganta. Obligarlo no es bueno aunque si seria recomendable ponerle un suero con el agua para que recobre fuerzas, también puedes probar a engañarla un poco poniendo un poco de atún en conserva (aceite) en su comida. Para evitar que le duela al tragar, pon su comida en agua hasta que se convierta en una especie de papilla, añade un poquito de atún y a ver si se anima a comer así (siempre que no sea alérgica al pescado, obviamente): https://soyunperro.com/atun-para-perros/

    Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí