Anemia hemolítica en perros

La anemia hemolítica en perros es una enfermedad poco frecuente, pero que puede ocasionar problemas de salud realmente graves si no se aplica tratamiento.

Cuando se da este tipo de anemia, las células rojas de la sangre se destruyen de forma prematura, lo que lleva a que haya pocos glóbulos rojos funcionales.

Para que puedas reconocer las señales de la anemia hemolítica en el perro, desde SoyUnPerro detallaremos algunos de los síntomas más frecuentes y finalizaremos este artículo hablando de las principales opciones de tratamiento existentes.

También te puede interesar: Síntomas de problemas cardíacos en perros

Tipos y causas de la anemia hemolítica en perros

Los factores que pueden estar detrás de la anemia hemolítica en perros son diversos. Una de las causas principales es la hemoglobina defectuosa en los glóbulos rojos. ¿Y qué es la hemoglobina? Pues un componente de la sangre importante para la regulación de su PH y para el correcto funcionamiento del organismo.

Otra variante es la anemia hemolítica autoinmune, una condición también bastante conocida que se da cuando el cuerpo del perro comienza a generar anticuerpos contra las células rojas de la sangre. El organismo los identifica como cuerpos extraños y terminan por destruirse glóbulos rojos sanos.

Finamente, también puede darse una anemia hemolítica inducida, bien por una infección o por algunos fármacos que pueden provocar una reacción alérgica o una intoxicación en el perro.

Conocer la causa subyacente de la anemia, en definitiva, es importante para que el tratamiento se ajuste al diagnóstico y pueda ser mucho más efectivo. Para que nos entendamos: cada tipo de anemia hemolítica en el perro tiene una causa diferente y requiere, por tanto, de un tratamiento distinto. Y es que no es lo mismo una anemia hemolítica por causas hereditarias que una provocada por una enfermedad.

anemia hemolitica en perros

¿Cuáles son los síntomas de la anemia hemolítica canina?

Es cierto que distinguir una anemia hemolítica de otra le corresponde a un profesional, pero lo que sí podremos detectar nosotros son algunos signos en el perro que nos indican que no está bien de salud. Los síntomas de la anemia hemolítica en perros más comunes son:

  • Fatiga y debilidad. El perro se cansa al correr a corta distancia.
  • Orina de color oscuro o tiene sangre en la orina.
  • Respira rápido y le falta el aire (de hecho, este es uno de los primeros síntomas en aparecer).
  • Tiene fiebre
  • Convulsiona

A nivel interno pueden darse también otros signos evidentes, como una disminución de los niveles de folato o la hipertrofia del bazo, el órgano que ayuda a controlar la cantidad de sangre en el organismo y que se encarga de destruir las células envejecidas o dañadas. La mayor parte de estos síntomas, no obstante, se manifiestan cuando la enfermedad está ya avanzada.

Tratamiento para la anemia hemolítica canina

La anemia hemolítica puede afectar a todo tipo de perros, independientemente de su raza o edad. Para confirmar si un perro la padece, deberemos llevarlo al veterinario para que puedan realizarle pruebas diagnósticas, como radiografías, ecografías y análisis. Solo un profesional podrá determinar qué opciones de tratamiento hay.

Éstas variarán según la gravedad de cada caso y del tipo de anemia hemolítica que se haya detectado. Normalmente, para la anemia hemolítica autoinmune en perros, se emplean esteroides. Esto es habitual, sobre todo, si la enfermedad está aún en una fase inicial, ya que ayudan a controlarla mejor.

globulos rojos

En los casos en los que la anemia hemolítica está más avanzada, puede que haya que realizarle una transfusión de sangre. Este tratamiento solo se recomienda en las ocasiones más graves, pues en algunos perros puede empeorar la situación.

A veces el perro también puede necesitar un aporte extra de ácido fólico o de líquidos para prevenir la deshidratación. Si la anemia hemolítica es consecuencia de una enfermedad, como la mononucleosis infecciosa o la neumonía canina, habrá que combatir primero este mal para que el estado de salud del perro mejore.

Cuando la anemia hemolítica ha surgido como reacción a un fármaco, es posible que nuestro amigo canino necesite un lavado de estómago o que le administren un medicamento para contrarrestar los efectos de la droga o del veneno que ha ingerido.

Cuidados para un perro con anemia hemolítica

Lo que está claro es que todo perro con anemia hemolítica va a necesitar muchas atenciones. Por eso, mientras se esté recuperando, es importante que pueda estar tranquilo y no es bueno que juegue demasiado con nosotros o que realice actividad física en exceso.

Ten en cuenta que está convaleciente y, como ocurre con las personas enfermas, lo que necesita es reposo y una alimentación especial, con alimentos de calidad que le nutran de forma adecuada.

Por último, no olvides administrarle la medicación que te indique un profesional y llevarle, sin excusas, a todas las revisiones que te indiquen, ya que la anemia hemolítica en perros es una enfermedad grave. En momentos como estos, es cuando tu amigo peludo más te necesita… y no le puedes fallar.