Cómo cuidar a un Chihuahua – Alimentación, ropa, mantenimiento

Los diminutos perros chihuahuas son perros ideales para la vida urbana, ya que se adaptan a vivir en cualquier tipo de casa, tanto grandes como pequeñas. Eso sí, dado su carácter nervioso e inquiero, los chihuahuas necesitan que les dediques el tiempo suficiente a diario.

Además de sus paseos diarios, estos perros inteligentes y cariñosos precisan de otras atenciones. Si quieres conocer cuales son los cuidados recomendados para un chihuahua, sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber para hacer de tu pequeño amigo un perro sano y feliz.

Cuidados básicos de un chihuahua

La raza chihuahua tiene una larga esperanza de vida, pudiendo llegar a vivir hasta 18 años si los perros se mantienen saludables. Sin embargo, esta raza también destaca por otros aspectos, como su tendencia a soportar muy mal el frío y su predisposición a la obesidad.

A continuación, os presentamos una lista con todos los aspectos que debes tener en cuenta si estas pensando en adoptar un chihuahua. Si sigues estos consejos, tu perrito estará cuidado en las mejores manos.

Enfermedades, vacunas y tratamientos antiparasitarios

La salud de tu can dependerá, en gran medida, de la prevención. Sigue el calendario de vacunas y los tratamientos antiparasitarios que recomiende el especialista, ya sean pipetas o collares. Del mismo modo, debes acudir al veterinario regularmente para revisar su salud.

Aunque son perros longevos, es habitual que padezcan enfermedades como problemas de corazón, hernia discal, hidrocefalia y epilepsia. Igualmente, si observas alguna anomalía como bultos, inflamación, enrojecimiento u otro síntoma, no dudes en consultar a tu veterinario.

Además de enfermedades genéticas, estos perros son susceptibles a lesiones y fracturas en las articulaciones, como les ocurre a todas las razas toy, especialmente si el perro sufre obesidad. Por eso, se deben evitar juegos bruscos y saltos desde sitios altos, como el sofá.

El adiestramiento de un chihuahua

Sabemos que es difícil no caer en los encantos de tu chihuahua, pues son muy cariñosos y graciosos. Sin embargo, si le permites hacer lo que quiera sin enseñarle unas normas, no será de extrañar que se tome demasiadas confianzas, pues es una raza muy dominante e inteligente.

Por eso, te recomendamos que adiestres y socialices a tu chihuahua desde cachorro. Además, el adiestramiento le ayudará a controlar los nervios y la ansiedad propias de la raza. Esto no quiere decir que no debamos darle cariño, pues estos perros necesitan mucha atención y afecto.

No obstante, excederse en los mimos tampoco será beneficioso, ya que, a pesar de su diminuto tamaño, tu perro puede volverse agresivo, gruñón, rechazar la presencia de otros perros y depender de ti para todo, sintiéndose incluso abandonado cuando no estés con él.

Enséñale normas como si fuera un juego y así conseguirás, además de educarle, crear un vínculo entre los dos. No te de pena corregir sus malos comportamientos con un tono de voz enfadado y fuerte, nunca usando castigos físicos, y felicita y premia sus aciertos.

Cachorro-de-Chihuahua-comiendo-junto-a-su-madre

La alimentación de un chihuahua

Debido a su pequeño tamaño, si optamos por una alimentación seca cómo el conocido pienso para perros (croquetas), debes asegurarte de que es específico para razas pequeñas / toy. Ya que el tamaño de las croquetas estará adaptado a su pequeña boca, evitando así atragantamientos.

Si optas por la comida natural, recuerda que al ser tan pequeños no podemos darles grandes trozos cómo lo haríamos con un perro mediano o grande. Lo ideal es pasarlo todo por la trituradora (minipimer) y hacer un puré que puedan tragar fácilmente.

Recuerda que no necesitan grandes cantidades de comida o padecerán sobrepeso, las razas pequeñas, muy al contrario de lo que generalmente pensamos, precisan raciones muy pequeñas de comida repartidas en dos o tres tomas diarias.

Ejercicio y paseos recomendados para un chihuahua

Aunque los chihuahuas se adaptan perfectamente a la vida interior, necesitan salir tres o cuatro veces al día para hacer ejercicio, socializar con otros perros, calmar su ansiedad y hacer sus necesidades.

Recuerda que son animales con mucha energía, por lo que debes ejercitar a tu chihuahua, aunque siempre con moderación, ya que sus pequeñas patas son muy sensibles. Lo mejor son paseos cortos y terminar antes de que se canse para evitar lesiones.

También, debes asegurarte de que a la hora del paseo el arnés de tu chihuahua sea cómodo y no le apriete. Esta raza es propensa a sufrir colapso traqueal, por lo que sentir presión en la zona de la tráquea con el collar será contraproducente, opta mejor por un arnés cómodo.

Mantenimiento de un chihuahua

Y ahora que ya conoces los consejos básicos para cuidar a tu pequeño chihuahua, veamos cómo mantenerlo sano y feliz con estos sencillos consejos.

¿Debo abrigar a mi chihuahua?

Los chihuahuas, tanto de pelo largo como corto, son especialmente frioleros, no soportan temperaturas que bajen de 4ºC, por lo que en invierno es muy recomendable que utilices ropa específica de perro, disponible en tiendas especializadas.

Los días de mucho frío será mejor dar una vuelta algo más corta que lo normal, evitando siempre exponerles a temperaturas inferiores a 1ºC. En casa también puedes ayudarle a entrar en calor facilitándole una mantita en su cama.

perro-chihuahua-con-un-jersey-rosa

¿Cuántas veces debo bañar al perro al mes?

Con un baño al mes será suficiente para tu pequeñín, siempre y cuando no se ensucie mucho antes. Pero cuidado, si le bañas muy a menudo puedes dañar su piel, provocando sequedad y caspa.

Debes usar un champú especial para su pH y su pelaje y aclararlo con agua tibia. Además, evita que le entre agua en sus orejas, pues puede provocar infección. Después, abrígalo bien y utiliza el secador, ya que son muy frioleros y tu pequeño seguro que empieza a temblar.

¿Cómo debo cepillar su pelo?

Dependiendo del tipo de pelo que tenga tu chihuahua, necesitará un cuidado u otro. En el caso de un chihuahua de pelo corto, su pelaje no necesitará ningún cuidado especial, tan solo mantenerlo limpio.

En el caso de que tengas un chihuahua de pelo largo, debes cepillar su pelo varias veces a la semana con un cepillo suave de púas de goma que no dañe su piel ni le arranque el pelo.

¿Cómo cortar las uñas a un chihuahua?

Debes cortar las uñas de tu chihuahua al menos una vez al mes con un cortaúñas especial para perros pequeños. Comienza a hacerlo desde cachorro para acostumbrarle y que no lo coja miedo. Prémiale tras su buen comportamiento.

Consejo: si no te atreves a cortárselas tú, pídele a tu veterinario que lo haga él.

¿Cómo debo limpiarle los oídos y los ojos?

A veces, bajo los ojos de los chihuahuas podemos observar legañas, secreciones o manchas de lágrimas que oscurecen el pelo de alrededor de los ojos, especialmente en perros de colores claros.

Para que se mantenga limpia la zona y sus ojos saludables, puedes limpiar suavemente la zona con suero fisiológico o infusión de manzanilla fría.

En cuanto a los oídos, puedes limpiarlos con algodón y un poco de solución limpiadora especial para canes. Evita profundizar mucho, límpialos solo superficialmente. No utilices un hisopo ya que solo empujarás la suciedad a mayor profundidad.

¿Cómo cuidar los dientes de un chihuahua?

Las razas minis tienden a sufrir problemas dentales, como acumulación de sarro y placa bacteriana y, consecuentemente, posteriores complicaciones, como mal aliento y pérdida de dientes. Para evitarlo, debes cepillar su dentadura varias veces por semana.

Si quieres conseguir que tu perro te permita cepillarle los dientes, debes educarle desde cachorro para que se acostumbre. Además, recuerda utilizar un cepillo y un dentífrico específicos para perros.