beauceron-vs-dóberman

Reconocer las diferencias entre el Beauceron y el Dóberman supone todo un reto, pues estas razas poseen apariencias muy similares y con frecuencia las podemos confundir confundimos.

Medianos, robustos e imponentes, estos perros transmiten poder y resultan un poco intimidantes, razón que los lleva a ser utilizados como guardianes. Además, ambos son muy fieles a sus amos ¿Quieres conocer sus principales diferencias? ¡Vamos allá! 

Características del Beauceron

El Beauceron es un perro originario de Francia, donde sirvió como perro guardián, rescatista y animal de compañía. Es un perro musculoso de tamaño grande, mide entre 64 a 69 centímetros a la cruz los machos, o de 60 a 67 centímetros a la cruz las hembras.

La raza presenta hocico alargado, orejas levantadas y terminadas en punta, oscuros ojos ovalados y mordida de tijera, acompañada de labios oscuros. La cola es de inserción baja, pero muy larga y con pelo de longitud media. En general, la apariencia de este perro es lobuna.

El pelaje es liso y muy grueso, se acorta en la zona de la cabeza. En cuanto al color del manto, presenta una combinación de negro con fuego, o un pelaje arlequín.

Personalidad del Beauceron

Contrario a lo que su apariencia inspira, el Beauceron es un perro leal y cariñoso con sus amos. Entrenarlo no es complicado, su inteligencia le permite aprender con rapidez y bien socializado se lleva perfecto con personas y otras mascotas.

Es común escuchar que el Beauceron es un perro peligroso, pero esto se debe a su tendencia a sufrir de estrés al ser criado por medio de castigos. Los malos tratos lo convierten en un perro agresivo y desconfiado, así que es recomendable entrenarlo junto a un adiestrador canino y utilizando el refuerzo positivo.

Características del Dóberman

Antes de conocer las diferencias entre el Beauceron y el Dóberman, también necesitas saber cuáles son las características de este último.

El Dóberman proviene de Alemania, donde fue criado como perro guardián, policía y cazador. Es una raza grande, mide entre 68 y 72 centímetros a la cruz los machos, o entre 63 y 68 centímetros las hembras.

Este perro presenta un cuerpo musculoso y elegante. La cabeza tiene forma de cuña, posee mordida de tijera y las orejas caen hacia las mejillas, mientras que los ojos tienen forma ovalada e iris oscuro. Los labios de la raza son pigmentados.

El pelaje del Dóberman es liso, corto y duro. El manto presenta una combinación de negro o marrón oscuro con fuego.

Personalidad del Dóberman

Este perro también es inteligente y leal a su familia. De hecho, no le gusta quedarse solo en casa, esto deriva en el desarrollo de conductas destructivas. Es sensible y afectuoso con los suyos, aunque desconfía de los extraños; sin embargo, esta característica le permite desarrollarse como buen perro guardián.

Al igual que el Beauceron, requiere de buena socialización y adiestramiento para evitar conductas indeseadas. La agresividad observada en algunos ejemplares de esta raza también es producto de entrenamientos negativos basados en la violencia.

Cómo diferenciar a un Beauceron y a un Dóberman

Definidas las características de cada raza, estos son los puntos que te ayudarán a diferenciarlas:

  • Procedencia y popularidad: ambos perros son europeos, pero uno proviene de Francia y el otro de Alemania. Además, el Dóberman es una raza mucho más conocida que el Beauceron.
  • Orejas: las orejas del Beauceron crecen en punta hacia arriba, mientras que las del Dóberman caen a los lados de la cabeza.
  • Tamaño: ambas razas son de talla grande, pero el Dóberman supera a su compañero por algunos centímetros.
  • Pelaje: negro y fuego son los colores que muestra el pelaje de ambos, pero el Beauceron también presenta manto arlequín (manchas de colores sobre fondo sólido).
  • Cola: es de inserción alta en el Dóberman, y baja en el Beauceron.
  • Personalidad: mientras el Beauceron es propenso a desarrollar estrés y presentar conductas miedosas producto del mal adiestramiento, el Dóberman es un perro que destaca por la seguridad en sí mismo, aunque un mal entrenamiento puede volverlo agresivo.