Mastín Napolitano

0

A pesar de que pueda parecer un poco lento al caminar debido a su tamaño gigante, el Mastín Napolitano es en realidad un perro ágil y veloz, capaz de alcanzar a cualquier persona en apenas un instante.

Cariñoso, protector y muy inteligente, este tipo de Mastín Moloso saber diferenciar perfectamente cuando debe actuar para defender a su familia y cuando debe observar. ¿Quieres saber mas sobre esta raza? Te lo contamos :)

Historia de la raza

El Mastín Napolitano es una raza con una larga historia, pues desciende del antiquísimo Mastín Tibetano. En la antigua Roma este perro fue utilizado en espectáculos circenses, luchando tanto contra gladiadores como contra otros animales, y también como perro de defensa para proteger casas contra los ataques de bandidos.

La raza estuvo a punto de extinguirse a mediados del siglo XX pero pudo sobrevivir gracias a los esfuerzos de varios criadores del sur de Italia, razón por la cual fue bautizado con el nombre que hoy todos conocemos.

cachorro-mastin-napolitano

¿Cómo es el carácter de un Mastín Napolitano?

Las apariencias engañan, este perro grande y majestuoso puede parecer a primera vista pesado y torpe, pero en realidad es muy ágil y posee una potente zancada.

Con su familia es cariñoso, respetuoso y protector. Es un perro tranquilo a todos los niveles, aunque ello no significa que no esté alerta, cómo buen perro guardián que es.

Siempre está alerta y atento, incluso cuando parece estar relajado y ausente. Sólo ladrará si tiene un buen motivo para hacerlo.

Este poderoso guardián de aspecto imponente disuade con eficacia a los intrusos: jamás permitirá poner un pie en casa a alguien que no ha sido invitado.

En cambio, lo aceptará sin problemas con un simple gesto de nuestra parte, aunque permanecerá distante. Y es que el Mastín Napolitano reserva las expresiones de afecto para su familia y nadie más.

Características físicas del Mastín de Napoles

El Mastín de Napoles es un perro enorme, con una altura a la cruz que va desde los 50 a los 70 cm y un peso que puede superar fácilmente los 70 kg. Las hembras son algo mas pequeñas.

Su cuerpo es musculoso y robusto,con abundante piel suelta. Su cabeza presenta numerosas arrugas y pliegues. Bajo ella cuelga una gran papada.

La cara se caracteriza por sus ojos expresivos y penetrantes y por sus orejas de forma triangular, bien pegadas a las mejillas.

El promedio de vida del Mastín Napolitano se sitúa en torno a los 10-12 años.

¿Cómo es su pelo y que cuidados precisa?

El pelo del Mastín Napolitano es corto, áspero y duro. Los colores más habituales son el negro, el gris, el pardo y el rojizo, con la posibilidad de que exista dibujo atigrado.

Muchos ejemplares tienen mechones blancos en el pecho y en las patas. El color de la nariz siempre coincide con la de su pelaje.

El Mastín muda de pelo durante la primavera y el otoño. Es entonces cuando más cuidado hay que poner en el cepillado diario con un cepillo de cerdas o un guante para perros, a fin de mantener su pelaje limpio y libre de pelo suelto.

mastin-de-napoles

Educación y adiestramiento

Como es habitual en las razas caninas de gran tamaño, el Mastín Napolitano tarda bastante en madurar y manifiesta comportamientos típicos de un cachorro o un perro joven durante sus primeros años de vida.

Esto presenta lógicamente ciertas dificultades para su adiestramiento, aunque no son un obstáculo insalvable.

El entrenamiento debe estar basado en el refuerzo positivo, sin recurrir en ningún caso a castigos físicos, por leves que sean. Gracias a su carácter obediente, las sesiones cortas de 5 ó 10 minutos y los juegos de inteligencia suelen dar resultados muy buenos con esta raza.

Socialización

Además del adiestramiento, es importante socializar a nuestro Mastín Napolitano desde cachorro, habituándolo a la presencia de otras personas y animales a fin de impedir que desarrolle comportamientos destructivos o agresivos en el futuro.

Hasta que el Mastín no madura por completo es aconsejable evitar que juegue con los niños, a los que puede hacer daño involuntariamente debido a su gran tamaño y fuerza.

¿Cómo es la salud de un Mastín Napolitano?

A niveles generales se trata de una raza fuerte y con pocos problemas de salud, aunque debido a su tamaño debemos ser prudentes y vigilar siempre de cerca sus articulaciones para evitar que desarrolle displasia.

Mantener al día sus vacunas (iniciadas desde cachorro) y darle una buena alimentación, suele ser suficiente para que esté sano y crezca adecuadamente. Dado su tamaño y su velocidad de crecimiento, un extra de condroprotectores nunca le irán mal.

Cuidados recomendados

El entorno más adecuado para un Mastín Napolitano es una casa con patio o jardín bien vallado, aunque no es un perro propenso a escapar del hogar: como buen perro guardián, su misión principal es proteger su territorio.

No tolera bien el calor, por eso en verano necesita un lugar fresco para descansar y mucha agua.

No es el mejor perro para acompañarnos a salir a correr o a dar una vuelta en bicicleta. El Mastino es algo perezoso y prefiere quedarse en casa tranquilo. Sin embargo, es necesario para su estado físico y su equilibrio obligarle a dar uno o dos paseos al día, no demasiado largos. Aunque le cuesta ponerse en movimiento, una vez que se anima el Mastín Napolitano disfruta mucho del ejercicio al aire libre.

También es importante limpiar bien los pliegues de la cara después de cada comida, pues los restos acumulados en ellos pueden ser un foco de infecciones y hongos.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre