¿Qué hacer si mi perro no quiere comer?

Todos sabemos que los perros son unos grandes glotones, se pasan el día buscando trozos de comida o pidiendo que les demos algo de lo que nosotros estamos comiendo. Cuando les ponemos su ración de comida, la devoran literalmente, porque les encanta comer.

Por eso cuando un perro no quiere comer, comenzamos a preocuparnos por si tiene algún problema de salud. En ocasiones es simplemente que quizás no le guste su comida, pero otras veces si que se trata de un problema de salud que debemos tratar. Veamos cómo saber que le sucede a un perro que no quiere comer.

¿Por qué dejan de comer los perros? Causas

Los cambios en el comportamiento trófico, en este caso la anorexia, que es el término que utilizamos para indicar que un perro deja de comer, suelen ser signo de enfermedad y a veces, pueden agravar el curso de dicha enfermedad. Sin embargo, no todos los cambios en la conducta trófica son consecuencia de enfermedad.

A continuación, veremos qué factores pueden estar influyendo cuando un perro no quiere comer.

  • Estrés: Si nuestro perro esta estresado, es normal que no quiera comer. Este estrés puede estar condicionado por cambios de hogar, si has estado de viaje. También ante la llegada de un nuevo animal a casa, el que ya vivía en ella puede rechazar el alimento durante unos días. Hay que tener en cuenta también que el consumo del alimento puede disminuir ante la presencia de individuos dominantes. De hecho, puede provocar incluso la inhibición de la secreción de saliva entre los subordinados.
  • Operación o consumo de medicamentos: Si nuestro perro ha sufrido recientemente alguna operación o está tomando medicamentos, puede ser un gran motivo para que su apetito disminuya, obsérvalo por 72 horas y si el problema continúa acude a tu veterinario.
  • Golpe: Si nuestro perro ha tenido un accidente y ha sufrido un golpe en el cuerpo o la cabeza, ese puede ser el motivo por el cual no coma. Si no come durante los próximos días llévalo a un veterinario para que le examine en profundidad.
  • Vejez: Los perros adultos, en estado de vejez, tienen menos apetito que los perros jóvenes. Recuerda que en la alimentación son importantes los sentidos del gusto, el olfato y la vista, al ser una especie cazadora. Se sabe que el gusto es un sentido precoz, incluso anterior al nacimiento, cuando los cachorros nacen la superficie de mucosa olfatoria es de 18 a 150 cm2, con la edad estos sentidos se deterioran, en especial el olfato. Por ello, con el paso de los años puede disminuir el apetito del animal.
  • Celo: El ciclo reproductivo influye especialmente sobre el grado de ingesta de las hembras. Los estrógenos disminuyen el consumo de alimento, por lo que las perras en estro comen menos. Así que no debes preocuparte si tu mascota está pasando por esta etapa.
  • Obstrucción: Esta puede ser la peor causa de todas, aunque la menos común. Si tu perro se ha tragado una pelota, un calcetín o un trozo de palo grande, por ejemplo, es posible que lo tenga “atascado” en su estómago o intestino. Si es así, estará obstruyendo el transito normal de la comida o heces, por lo que debes llevarlo con urgencia a que lo examine un veterinario, suelen ser patologías que se llevan terapias quirúrgicas.
  • Algunos perros comen tantas cosas a lo largo del día, que finalmente terminan empachados. Haciendo que padezcan dolor de estómago. Cuando se da este caso, el propio perro deja de comer porque sencillamente, no puede más. Debemos esperar a que vomite o defeque el exceso de comida que tiene en su interior antes de ofrecerle comida nuevamente.

La causa más común por la cual un perro deja de comer, es el aburrimiento hacia su comida.

¿Qué hacer para que el perro coma sus croquetas?

La palatabilidad se define como el grado de aceptabilidad que el animal tiene frente al alimento, en base a su respuesta sensorial. Un alimento nuevo pero poco palatable, produce una preferencia a corto plazo, mientras que si, además de nuevo es palatable, las preferencias aumentan aún más.

La solución es muy sencilla, compra comida para perros (croquetas) que tenga un olor y sabor diferente. Si las croquetas que le das está basado en el cordero, por ejemplo, compra una alimentación para perros basada en el pollo, en pescado o en algún ave.

Compra una cantidad pequeña para darle de probar, si le gusta, puedes comenzar a comprar cantidades normales de pienso e ir dándoselo mezclado con el viejo pienso de forma progresiva. Recuerda que debemos cambiar poco a poco las croquetas a nuestros perros, para que no sufran de problemas estomacales.

Remedios naturales para que el perro coma

Si el motivo es simplemente que ya no le gusta su comida, o que ha probado la comida humana y ahora no quiere comer su ración de comida para perros, podemos poner en práctica estos sencillos trucos con los que conseguiremos que sus croquetas sea más apetecible:

  • Añade sobre las croquetas de tu perro el aceite de las latas de atún o el propio atún, mézclalo y sírveselo, veras como le gusta.
  • Pon un huevo  sin cascara sobre su la comida de tu perro y remuévelo, le volverá loco.
  • Compra aceite de salmón en tu veterinario y añade una cucharada pequeña sobre el alimento de tu perro, en todas su comidas, le encarará.
  • Compra alguna lata de comida húmeda para perros, de vez en cuando es un gran premio y les encanta. Además puedes mezclarlas con las croquetas habituales para hacerlo más palatable.

¿Has probado la comida natural para perros?

Quizás tu perro este cansado de comer siempre pienso seco, imagínate si a ti te dieran siempre para comer croquetas secas… seria una tortura.

Es posible que hayas oído hablar de la Dieta BARF o ACBA, un tipo de alimentación sana y natural para perros. Consiste en darle de comer a nuestras mascotas comida sana, sin tratar, completamente cruda. Aunque estéticamente sea en ocasiones un poco «asquerosillo», la realidad es que es el mejor alimento que podemos ofrecer a nuestros perros, con mucha diferencia.

La comida para perros se elabora a partir de restos cárnicos, es decir, se utilizan todas las partes del animal que no se pueden destinar a consumo humano. Se queman literalmente y con sus cenizas se elaboran lo que conocemos como alimento para perros. Por contra, la comida natural BARF aporta a nuestros perros un alimento completamente sano, llena de proteínas, vitaminas y minerales frescos y naturales.

Recuerda poner siempre agua fresca y limpia a disposición de tu perro, sobre todo si come pienso seco, es fundamental. Nunca des de comer a tu perro después de hacer ejercicio, has de esperar al menos media hora o una hora a que se tranquilice.

Mi perro no quiere comer y está decaído

SI apreciamos algún síntoma que indique que el perro pueda estar enfermo, cómo vómitos, diarreas, estar decaído o apático, temblores o incluso fiebre, será totalmente necesario acudir a la consulta veterinaria para descartar cualquier posible patología grave. No existen remedios naturales que podamos usar de forma efectiva, es totalmente necesaria la atención veterinaria profesional.

Vet. Janet Siso Iglesias

Licenciada en Veterinaria en la Universidad Agraria de la Habana. Especializada en pruebas biológicas y control de calidad (Industria farmacéutica). Colaboradora en ONGs de protección animal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba