perro-comiendo-papel

No es raro que un perro trague papel, sobre todo si este está impregnado de algún resto de comida. Pero tampoco es extraño que lo ingiera durante un episodio de destrozos. Este último caso es más habitual en cachorros en su afán explorador.

Un hecho puntual no es preocupante, pero si observamos que nuestro perro come papel de forma continua o lo acompaña de otros objetos no comestibles como piedras, pintura de la pared o tierra, sí hay que preocuparse. 

¿A mi perro le gusta comer papel?

En primer lugar hay que insistir en la importancia de diferenciar el hecho puntual de comer papel, podemos decir por casualidad, de la conducta que consistiría en la ingesta de papel de forma casi compulsiva.

En el primer caso, el perro puede ingerir papel de modo accidental, por ejemplo, si su intención es comer lo que lo está impregnando. Es muy típico el papel de las magdalenas, pero le interesará cualquier otro que se haya manchado de aceite, grasa, salsa, etc. No se quiere comer el papel, sino que busca lo que su olfato ha detectado en él.

Caso bien distinto es el del perro que come papel, como puede ser el de cocina o el higiénico. Lo busca y lo traga directamente, no porque le huela a comida. Esta es la situación que puede relacionarse con un problema de salud o de conducta.

perro-jugando-con-papel-higienico

El trastorno de la pica

El síndrome de pica es el nombre que recibe la ingesta de materiales no comestibles. Se incluye todo tipo de sustancias. Así, el perro puede comer papel, pero, también, cualquier otro material como yeso, piedras, tierra, pelos, ropa, etc., prácticamente todo lo que se nos ocurra. La ingesta de heces propias o de otros animales se conoce con el nombre de coprofagia.

Es un hábito peligroso, pues puede tener consecuencias a nivel de salud, como perforaciones, obstrucciones intestinales, trastornos a nivel digestivo, intoxicaciones, desnutrición, etc. Se apuntan diferentes causas que pueden explicar que a un perro se le dé por tragar este tipo de materiales y estas son tanto orgánicas como psicológicas.

El perro come papel por estrés

Los perros necesitan estimulación a nivel físico y mental. Esto quiere decir que no podemos tener a nuestro perro encerrado en casa o en un patio, atado o sin contacto con nadie. Un perro que no tiene sus necesidades básicas cubiertas en este sentido, lo exteriorizará mediante alteraciones de la conducta. En otras palabras, redirige su energía acumulada.

Puede hacerlo hacia esta actividad o hacia cualquier otra poco recomendable, como la destructividad o el exceso de ladridos. Con ello siente cierto alivio. Y es este alivio el que actúa como refuerzo, de forma que la conducta se repite y perpetúa. Comer papel o cualquier otra sustancia a su alcance es en estos perros un signo de estrés.

Si se trata de un cachorro puede que la ingesta forme parte de la exploración del entorno típica, que incluye probar, lamer o comer diferentes objetos. No es extraño que destruya y trague el papel de periódico que le dejamos en el suelo para evacuar. Incluso en este caso, si no es un hecho puntual, hay que evaluar sus condiciones de vida y cambiar sus rutinas.

Come papel por ansiedad por separación

Mencionamos aparte este trastorno por la frecuencia con la que, por desgracia, se presenta en los perros. En este caso la ingesta de papel puede aparecer como secundaria a la destructividad, que es uno de los síntomas frecuentes en este problema. Otros son los ladridos, los aullidos, los lloros o la evacuación de heces y orina en el interior del hogar.

Estos comportamientos tienen lugar mientras el perro se queda solo en casa. Cuando está acompañado su conducta puede ser totalmente normal. La ansiedad por separación tiene solución, pero requiere tiempo, paciencia y ponerse en manos de profesionales.

Adicción a comer papel por enfermedad

En ocasiones hay patologías que cursan con un aumento muy acentuado del apetito que hace que el perro no solo se coma su ración habitual, sino que ingiera absolutamente todo lo que encuentra.

Por ejemplo, en la diabetes el perro no consigue energía suficiente, por eso sigue comiendo. Lo mismo sucede si se da un problema de absorción de nutrientes. Aunque el perro coma bien, nunca sentirá sus necesidades cubiertas. Hay que acudir al veterinario para poder diagnosticar y tratar.

Cómo evitar que un perro coma papel

Los etólogos son los profesionales que pueden ayudarte en el tratamiento de problemas psicológicos, aunque antes siempre es conveniente descartar causas orgánicas. De eso se ocupará el veterinario. Es decir, lo primer siempre es acudir a la clínica veterinaria para realizar un examen general. El veterinario te preguntará también sobre sus rutinas.

Se refiere a qué come el perro, cuánto, cómo es su día a día, etc. Si la conclusión del profesional es que está sano, es cuando se puede tratar como un problema de conducta. Por otra parte, si la ingesta la hace un cachorro explorando su entorno podemos controlar el problema ofreciéndole juguetes aptos e interesantes, como los que van soltando comida.

También aumentaremos la atención, el juego y el ejercicio y le proporcionaremos socialización y educación. Si lo pillas comiendo papel, no le riñas. Ofrécele un juguete alternativo o llámalo y prémialo en ese momento. Así sabrá qué conducta es la que quieres que repita. Por otra parte, cuida que lo dejas en un entorno seguro.

Bibliografía
Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.
Morris, Desmond. 1988. Observe a su perro. Barcelona. Plaza & Janés.

1 COMENTARIO

  1. Hola tengo un perro un cruce de setter con bretón con instinto de caza
    Muerde papel si me ve coger una servilleta limpia o un clin pero nada mas
    Su día a día esque pasea entre cinco y seis horas diarias
    El paseo de por la mañana temprano por el campo y los caminos suele ser el más largo
    Ademass juego con el a perseguir no una sino muchas pelotas o cualquier tipo de juguete los nuevos Le encantan
    El caso esque por un motivo personal esta en el corral con una caseta por motivos de que en casa hay una mujer de 94 años
    Su habtac donde duerme y descansa es más bien pequeño pero aseguro que solo come bebe y duerme en el porque al cabo del día termina agotado
    Aunque el paseo de por la mañana es siempre el más largo yo trabajo a turnos y cuando trabajo de mañana Le paseo una hora otra cuestión esque no es lo mismo el campo que el pueblo y el assfalto
    Pero a sus cuatro años casi conmigo está acostumbrado a todo tipo de horarios rutinas etc
    Aunque yo Le paso a la casa siempre que puedo he observado que Le tira el exterior debe ser porque sus necesidades básicas las tiene bien cubiertas
    Es un perro muy sociable con todo el mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí