VeterinariaOtras patologíasDeshidratación en perros - Síntomas y tratamiento

Deshidratación en perros – Síntomas y tratamiento

Los signos de deshidratación son variados, y no detectarlos a tiempo puede suponer un gran problema para la salud del perro. Retraso en el pliegue cutáneo, ojos hundidos o pérdidas líquidas crónicas son algunas señales que deben ponernos en alerta.

Una buena observación nos ayudará a detectar dicho síntoma, pudiendo prevenir posibles consecuencias que la deshidratación conlleva. Veamos en detalle todo lo que debemos saber.

¿Qué es la deshidratación?

Debemos recordar que al igual que la mayor parte de nuestro volumen corporal es agua (60% aproximadamente), la de los perros también lo es. La deshidratación consiste en la pérdida de líquidos y con ello electrolitos, lo cual ocasiona que el cuerpo de un perro se descompense, conllevando consecuencias diferentes dependiendo del porcentaje de deshidratación.

La mayoría de líquido se encuentra en el interior de las células (intracelular). Una pérdida de esta hacia el espacio extracelular podría definirse como deshidratación. Así como la pérdida de esta última hacia el exterior.

Los electrolitos son los responsables de la correcta ósmosis celular, así como de la correcta funcionalidad de múltiples órganos del cuerpo. Un desequilibrio severo en estos podría acarrear graves consecuencias. Algunos electrolitos son el calcio, fósforo, potasio, magnesio.comprobando-la-elasticidad-de-la-piel-de-un-perro

¿Qué causa deshidratación en un perro?

Por lo general, un perro normalmente desarrollará deshidratación cuando pierda de forma crónica agua por procesos como vómitos, diarreas, hemorragias. Así como un perro sin apetito a lo largo del curso de los días, ya que no ingerirá agua o comida suficiente.

Hay varias condiciones por la que un perro pueda estar deshidratado. Aquí os exponemos algunas de ellas:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Golpe de calor
  • Intoxicación
  • Hemorragias
  • Patologías orales (o cualquiera) que puedan ocasionar que un perro se niegue a comer/beber

Síntomas de deshidratación en perros

Conocer los signos de deshidratación es crucial para actuar rápido. No solo podremos ayudar a nuestro perro y acudir a un veterinario a tiempo, sino también descubrir una posible enfermedad que no sabíamos que padecía.

Síntomas que evidencian deshidratación:

  1. El signo más indicativo es el retraso en la vuelta a la normalidad del pliegue de la piel más de dos segundos (por ejemplo, del lomo). Lo explicaremos mejor en el siguiente punto del artículo.
  2. Mucosas (encías por ejemplo) secas.
  3. Ausencia de babeo si tu perro pertenece a una raza que saliva mucho.
  4. Orina concentrada.
  5. Ojos hundidos.

Las consecuencias de un perro deshidratado pueden apreciarse en horas cuando se trata de cachorros, poniendo en peligro inminente su vida. En perros adultos la deshidratación podrá observarse a los pocos días y tendrá consecuencias como fallo renal agudo, entre otras. En cualquiera de estos casos, acude al veterinario en cuanto lo percibas.

¿Cómo saber si un perro está deshidratado?

Prolongando el punto anterior, describimos dos métodos sencillos que podemos emplear para comprobar si nuestro perro está deshidratado:

  1. Tiempo de recuperación de la piel: estira y pellizca la piel sobre la nuca de tu perro. Si recupera la forma rápido (en menos de dos segundos), aún no está deshidratado. En cambio, si la piel tarda en volver a su lugar más de dos segundos o permanece arrugada, hay deshidratación.
  2. Deshidratación comprobada en las mucosas: toma cualquier belfo (labio) de tu perro y sepáralo para observar las encías. De forma general las encías deberían estar húmedas y tener color rosa chicle. En deshidrataciones suelen estar secas.

Sin embargo, dependiendo del grado de deshidratación, las consecuencias serán más o menos graves. Aquí os dejamos una tabla útil para conocer los porcentajes y saber que la deshidratación es una condición muy grave si no se trata a tiempo.

Cómo tratar a un perro deshidratado

Si has apreciado síntomas de deshidratación y crees que tu perro está deshidratado, lo más importante es acudir a un veterinario para localizar la causa y tratar dicha deshidratación.
Mientras, puedes realizar algunas acciones que ayudarán a tu mascota. Por ejemplo, si le da un golpe de calor en verano, trata de ponerlo en un lugar fresco o a la sombra y ofrecerle agua, así como refrescarle echándole agua por encima. Nuestro consejo es que en las deshidrataciones lo lleves al veterinario.

La mejor terapia para la deshidratación (y alguna otra patología que pueda desencadenarse debido a ella), es la aplicación de suero intravenoso. Este suero contribuye a disminuir la deshidratación y proporciona electrolitos, vital para la recuperación. Si hay alguna patología paralela, se tratarán sus síntomas.

La cantidad de suero dependerá del tamaño del perro, las pérdidas y el nivel de deshidratación (en porcentaje) que padezca. Normalmente, estos casos suelen requerir hospitalización para alargar las horas e hidratar correctamente al animal.

Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí