Vacuna polivalente

0
406

La vacunación protege a nuestros peludos de muchas enfermedades graves, por lo que es importante que estén inmunizados desde cachorros.

Si sigues el calendario recomendado, verás que la vacuna polivalente es la primera que debe aplicarse. ¿Quieres saber contra qué previene y cada cuanto hay que ponerla? Te lo explicamos todo en este sencillo y completo artículo.

¿Qué es la vacuna polivalente?

Como su propio nombre indica, una vacuna polivalente previene contra diversas enfermedades. Ello es posible gracias al preparado biológico que contiene.

Esta vacuna combinada cuenta con varios tipos de antígenos, que son las sustancias que desencadenan la formación de anticuerpos en nuestro perro.

Con estas defensas específicas el perro adquiere inmunidad ante una enfermedad determinada, sin haber tenido que sufrirla ni superarla antes.

La ventaja de las vacunas polivalentes es que disminuye el número de inyecciones. Ello se traduce en un menor estrés para el perro y menos probabilidades de sufrir efectos secundarios.

A nivel profesional también ayuda a ahorrar material y tiempo, además de facilitar el transporte, el almacenamiento y la conservación de las vacunas.

No obstante, el fortalecimiento del sistema inmunitario que aportan estas dosis es temporal, por lo que el can debe revacunarse de forma periódica para que el efecto se mantenga.

perro en el veterinario

¿Contra qué protege la vacuna polivalente?

La vacuna polivalente canina se aplica en los centros veterinarios autorizados y normalmente protege contra las siguientes enfermedades víricas:

  • El moquillo en perros. Es altamente contagioso y afecta tanto a su sistema respiratorio como a su sistema digestivo, cutáneo o nervioso.
  • Parvovirosis canina. Es la principal enfermedad viral canina y afecta a los intestinos.
  • La hepatitis infecciosa, causada por el adenovirus canino tipo 1. Puede ser mortal, especialmente en los cachorros que no están vacunados.
  • Parainfluenza canina. Puede provocar una traqueobronquitis infecciosa canina, la llamada “tos de las perreras”.
  • Otras infecciones provocadas por el adenovirus canino tipo 2.

Dentro de las vacunas polivalentes se pueden distinguir varios tipos, según el número de enfermedades contra las que protegen. Las hay trivalentes (valen para 3 tipos de virus), tetravalentes (para 4), pentavalentes (para 5), hexavalentes (para 6) y octovalentes (para 8).

Evidentemente, las que tienen una mayor cobertura son las más completas e incluyen tanto vacunas obligatorias como opcionales.

Todas las dolencias que hemos mencionado pueden tener consecuencias fatales para la salud de tu peludo, pero con la vacuna polivalente se reduce drásticamente el riesgo de contraer estos padecimientos.

¿Cada cuánto hay que ponerla?

Cuando nacen, los canes no cuentan con un sistema inmunológico suficientemente maduro para que las vacunas surtan efecto. Por eso, en las primeras semanas de viva del perro la leche materna es la mejor opción inmunizadora.

Pasado este tiempo, el veterinario ya podrá administrar las primeras dosis de vacunas. La normativa varía de un país a otro, incluso de una comunidad a otra, pero por regla general en España la polivalente en perros suele aplicarse de la siguiente manera:

  • A las 6 semanas: dependiendo de si se ha producido el destete o no, puede ponerse una dosis inicial.
  • A las 8 semanas: se administra la vacuna polivalente.
  • En la semana 12: se pone un recordatorio de esta vacuna.
  • Anualmente: el perro debe recibir un nuevo refuerzo, para que la efectividad de la vacuna no disminuya con el tiempo.

Además, existen vacunas que no forman parte de las polivalentes y se administran por separado para aumentar su eficacia.

Un ejemplo de ello es la vacuna de la rabia, que debe ponerse a las 16 semanas, o la de la leishmaniosis, un padecimiento muy grave que se transmite por la picadura de mosquitos infectados.

perro vacunandose

Consejos a la hora de aplicar la vacuna polivalente

Existen varios planes de vacunación posibles, por lo que te recomendamos que consultes siempre con tu veterinario cualquier duda que tengas.

Él, como experto en salud animal, sabrá guiarte y te informará de todas las vacunas que tu peludo necesita.

Es que en este tema también hay que tener en cuenta la raza del can, si el perro debe viajar regularmente a otros países, las normativas de cada comunidad autónoma y la incidencia de las diferentes enfermedades por zona geográfica.

Es importante, por último, que la vacunación venga acompañada de una desparasitación interna de los cachorros, pues con la eliminación de parásitos sus defensas van a estar mejor y la vacuna será más efectiva.

Como ves, la vacunación es un aspecto que no debes descuidar para que tu peludo se mantenga saludable y protegido ante muchas enfermedades víricas. Recuerda: el tratamiento siempre sale más caro que la prevención pero, aparte, la salud de nuestros peludos es algo que no tiene precio.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre