Cómo evitar que un perro coma con ansiedad

0
103

Son muchos los perros que parecen aspiradoras a la hora de comer, devoran toda su ración en apenas unos segundos, a veces incluso atragantándose. Si nuestro perro come con ansiedad debemos averiguar si lo hace por enfermedad o por un problema de conducta.

Vamos a repasar cuales son las enfermedades que pueden provocar un apetito feroz en nuestro perro. También veremos algunos buenos consejos para reducir esta ansiedad, en caso de que el origen sea por un trastorno de conducta.

Motivos por los que un perro come con ansiedad

Los motivos que llevan a un perro a comer con ansiedad pueden ser muchos, aunque generalmente se debe a una de las que mencionamos a continuación:

Perros glotones por naturaleza

Hay perros que, por su propia naturaleza, pueden comer con más ansia que otros, sobre todo si se trata de un alimento que les gusta mucho.

Ten en cuenta que ellos no son conscientes de que comer más de la cuenta es malo y a veces se activa también su instinto salvaje, que les indica que cuantas más reservas, mejor.

Esto suele ocurrir más en algunas razas como el Cocker Spaniel, el Kuvasz o el Gran danés. No depende, como ves, de tamaño y lo bueno es que se puede solucionar con un buen adiestramiento.

perro comiendo

Hipotiroidismo

La ansiedad comiendo también puede surgir por un problema de tiroides, que hará que el perro nunca se sienta suficientemente lleno y engulla sin fin.

Para poder poner remedio a este problema, habrá que confirmar primero este diagnóstico con un estudio clínico. De confirmarse el hipotiroidismo, el veterinario medicará al perro para tratar este problema de salud y sus consecuencias.

Insuficiencia pancreática exocrina

Cuando el páncreas no funciona correctamente y se produce una insuficiencia pancreática exocrina, el perro tendrá malas digestiones. Ello significa que no absorberá bien las proteínas de los alimentos y su organismo le demandará más comida.

Suele ocurrirle esto al Pastor Alemán, por genética, aunque también puede darse en otras razas por infecciones o virus. La administración de complementos alimenticios con enzimas pancreáticas pueden ser una buena forma de controlar esta disfunción en el perro.

Ansiedad

Finalmente los problemas de ansiedad psicológica también pueden hacer que el perro coma de más. Al igual que nos ocurre a los humanos, el aburrimiento, la tristeza o el miedo muchas veces nos llevan a comer en exceso para tratar de calmar ese sentimiento.

Lo mismo les ocurre a nuestros amigos peludos. Por eso, es importante que les prestemos toda la atención que necesitan, que juguemos con ellos y los entretengamos para evitar que piensen en comida.

Sea cual sea el motivo por el que un perro muestra ansiedad al comer, es importante que acudas con un profesional para que pueda ayudarte a encontrar la mejor solución. Del mismo modo, si ves que el perro no mejora o si no encaja en ninguno de estos motivos, házselo saber a tu veterinario de confianza.

cachorros comiendo

¿Qué hacer si tu perro muestra mucha ansiedad comiendo?

Aunque ya te hemos dado algunas respuestas al respecto, lo fundamental será averiguar si hay un problema de salud detrás de este comportamiento. Para ello, el primer paso es observar bien cómo actúa y asegurarte de que el perro dispone de alimento suficiente en su día a día.

A veces el problema es que no lo hemos acostumbrado a una rutina de comidas, dándole de comer entre horas. Ello no es un problema de ansiedad, sino de falta de disciplina canina. Tras analizar bien todos los factores, apóyate en un profesional para ver cómo reconducir esta situación y evitar que el perro siga siendo una “aspiradora”.

Consejos para disminuir la ansiedad al comer

Además de lo que te indique el veterinario, existen una serie de consejos que pueden ser de mucha utilidad a la hora de abordar este problema, comer demasiado rápido.

  • Es importante que nuestro perro esté físicamente activo y no se aburra. El ejercicio y los juegos, por tanto, serán tu principal aliado para poner fin a este comportamiento.

  • Divide la comida en varias tomas y controla cuál es la cantidad diaria ideal para que se mantenga en su peso. Al separar las raciones en dosis pequeñas evitarás que se pueda producir una torsión de estómago, que es uno de los riesgos asociados a la ansiedad comiendo y que puede provocar la muerte del can.

  • Alimenta a tu perro con productos naturales cómo la dieta BARF o comida para perro de alta calidad. Los alimentos de baja calidad (generalmente de venta en centros comerciales y supermercados, aunque a veces también en tiendas y online) no cubren las necesidades nutritivas de tu perro y ello origina que siempre tenga hambre.

Además de seguir estas recomendaciones, recuerda evitar otras malas prácticas que solo harán que el problema empeore. Por ello, no le des de comer fuera de horas y sobre todo, jamás le proporciones alimentos para calmarlo cuando esté ansioso. De lo contrario estarías reforzando su comportamiento ansioso.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre