perro-de-agua-con-el-pelo-blanco

Sabemos que a las razas de perros de agua les encanta nada, que presentan generalmente un manto de pelo de aspecto lanudo, rizado o algo desaliñado. También sabemos que son cariñosos y leales, además de protectores.

Pero ¿sabes cuales son las principales razas de perros de agua? En este artículo de SoyUnPerro vamos a repasar dichas razas y sus principales características ¿Cuál crees que puede encajar mejor con tu personalidad?

Perro de Agua Español

Empleados desde la Edad Media como cobradores de aves de agua y ayudantes de los pescadores, estos canes son originarios de Andalucía. Su tamaño es mediano y tienen una contextura robusta. La cabeza es imponente, con la frente chata, ojos oblicuos y orejas triangulares caídas hacia ambos lados. Tienen un pelaje de una sola capa, rizado en las puntas y abundante en el rostro.

El perro de agua Español es muy obediente y leal a su familia. Presenta un temperamento equilibrado, incluso en situaciones de tensión, algo que le hace ser buen guardián. Asimismo, destacan en otras tareas como el pastoreo. En el hogar se llevarán de maravilla con los niños, siempre y cuando hayan crecido juntos.

Perro de Agua Portugués

También conocidos como Cao de Agua, acompañaron durante siglos a los navegantes portugueses alrededor del mundo. Su contextura está perfectamente proporcionada, tienen un tamaño mediano y líneas atléticas. El manto, abundante y grueso, puede presentarse ondulado o rizado; además es hipo-alergénico.

Por lo general, son buenos perros de familia, muy alegres y juguetones hasta la edad adulta. Tardan en madurar y tienden a preferir la compañía de los más pequeños, aunque debes controlar de cerca sus juegos para evitar brusquedades por ambas partes. Se trata de perros muy inteligentes y que pueden resolver problemas por su cuenta. Se aburren rápido, por lo que necesitan retos físicos y mentales de manera continua.

Perro de Agua Irlandés

Esta variedad fue desarrollada por un criador irlandés, Justin McCarthy. Entre los antepasados del Perro de Agua Irlandés están el Spaniel, el Barbet o el Perro de Agua Portugués. Los ejemplares de esta raza tienen un aspecto fuerte y una cola particularmente fina, conocida como cola “de rata”. El copete también es característico. El único color aceptado por el estándar es el tono hígado.

Son perros que buscan siempre ser el centro de atención a través de payasadas y volteretas. Suelen ser muy activos, pero no excesivamente nerviosos dentro del hogar. No obstante, no se recomienda que compartan casa con animales pequeños. Les gusta agradar, aunque también son independientes y algo testarudos.

Barbet Francés

Históricamente relacionados con Francia (“Barbet” significa barbudo en francés), se especula que en realidad son originarios de la zona central de Europa. Estos canes son especialistas en recobrar aves acuáticas de zonas frías y pantanosas. Tienen una forma alargada y un aspecto corpulento. La tupida barba es otra de sus señas de identidad. Su piel gruesa y su manto denso y lanoso les permite nadar durante mucho tiempo.

Por otro lado, el Barbet Francés se adapta bien a cualquier grupo familiar. Son canes tolerantes con los pequeños, aunque un poco bruscos. Necesitan de mucha actividad diaria y no son recomendados para casas pequeñas. Deben socializarse desde cachorros para que no desarrollen un carácter excesivamente territorial.

Caniches o Poodle

Habituales de los concursos de belleza, pocos conocen que la función originaria de los Caniches era recuperar aves acuáticas. De hecho, su nombre deriva de la palabra francesa para referirse a los canes cazadores de patos (Canard, significa “pato” y Chien, “perro”). Su elegancia se muestra en el andar y en su porte majestuoso. El pelo es rizado y áspero en todo el cuerpo.

Los Caniches demuestran un cariño particular a su familia, pues son muy mimosos y reclaman atención constante. Les gusta jugar y se llevan genial con los niños. También establecerán buenas relaciones con otros perros y animales de la familia. Con los desconocidos pueden ser un poco distantes, pero los aceptarán con el tiempo. Son inteligentes y adaptables, por lo que aprenden con rapidez.

Perro de Agua Frisón

Esta variedad procede de los Países Bajos y, en un inicio, fue empleada para cobrar aves acuáticas y atrapar nutrias. Son perros de tamaño mediano y perfil cuadrado. Tienen un cuerpo sólido, pero equilibrado. El pelo tiene una textura rugosa y suele formar rizos.

Con su familia el Perro de Agua Frisón se comportará de manera amistosa y tranquila, aunque tienden a ser desconfiados. Por esta razón, muchos les eligen para proteger a personas o viviendas. Su entrenamiento es un tanto complejo, pues quieren hacer las cosas a su modo. Se recomienda instruirles con un trato firme y consecuente desde cachorros.

Lagotto Romagnolo

Originalmente empleados para recobrar aves en la zona del Romagnolo, en Italia, actualmente se crían para detectar trufas. Los Lagotto son expertos en esta tarea, pues tienen un gran olfato y una tendencia innata a cavar. Son canes pequeños, de pelo rizado y abundante en las cejas y en el mostacho.

Asimismo, son muy amistosos con los integrantes de su círculo más íntimo y bastante tranquilos en casa. No obstante, necesitan realizar ejercicio a diario. Son grandes nadadores y agradecerán darse un buen chapuzón. Pueden entrenarse como perros guardianes, pues tienden a dar la alerta con ladridos cuando alguien se acerca. No les gusta estar a solas, de modo que si no les dedicas tiempo destruirán todo lo que encuentren a su alrededor.

Perro de Agua Americano

Descendientes de los perros de agua europeos, estos canes se desarrollaron en la zona de los Grandes Lagos de Norteamérica. Además de su capacidad como recuperadores, también son grandes cazadores de aves de tierra como la perdiz.  Tienen un tamaño mediano y líneas equilibradas. Su manto es más rústico y menos rizado que el de otras variedades.

El Perro de Agua Americano siempre escogerá a un líder, en quien depositará toda su confianza. Con los extraños acostumbra a ser bastante desconfiado y territorial. Precisa de una socialización temprana y de mucho ejercicio diario para mantenerse sano y feliz. Si no, lo más probable es que comience a destruir cosas a modo de protesta.