Tipos de gruñidos en Perros y su significado

Los perros usan todo su cuerpo para comunicarse con los individuos y los entornos con los cuales interactúan. Para ellos, el lenguaje corporal es mucho más importante que para nosotros, ya que solemos privilegiar la comunicación oral. Pero, nuestros peludos también son capaces de emitir diferentes sonidos, entre los que se incluyen los gruñidos. ¿Qué significa cuando un perro gruñe? ¿Qué intenta trasmitirnos un perro que gruñe?

Veamos en detalle cómo identificar los diferentes gruñidos que emiten los perros y cuál es su significado, en base al contexto.

También te puede interesar: ¿Por qué aúllan los perros?

¿Por qué gruñen los perros?

El gruñido es uno de los sonidos que hacen los perros más objetivos, porque, generalmente, un perro gruñe cuando algo no le agrada. Se trata de una señal de advertencia que utilizan para decir a otros perros, sus tutores u otros individuos que alguna conducta que llevan a cabo les desagrada. Es decir, es su forma de decir “¡Basta, ya me estás molestando!”

El pequeño “detalle” es que son varias las cosas que pueden generar cierta molestia o incómodo a un perro, dependiendo del contexto. Por ello, lo más importante para conocer el significado de los diferentes tipos de gruñidos en perros, es poner atención tanto a la postura del perro que gruñe, como a lo que sucede a su alrededor cuando se produce el gruñido.

De esta manera, es más probable que logremos identificar la causa del gruñido y sepamos cómo eliminar o aliviar el estímulo que hace reaccionar negativamente a nuestro perro. Para ayudarte en esta tarea interpretativa, a continuación, veremos los principales contextos en que un perro gruñe y por qué lo hace.

El perro gruñe cuando tiene algo en la boca

Si tu perro te gruñe cuando intentas quitarle algo de la boca, la causa más probable es la protección de recursos. ¿Qué significa ello? Pues, que tu perro entiende que eso que tiene en la boca es un recurso tan importante para su bienestar, que tratará de protegerlo para no verse privado de su posesión.

La protección de recursos en perros puede manifestarse con objetos (sus juguetes, por ejemplo), comida, personas (sus tutores, principalmente), otros animales y también entornos/territorio. Y más allá de gruñir, un perro puede realizar otras conductas agresivas para proteger sus ‘bienes’ más preciados, como enseñar los dientes o incluso morder.

Se trata de un mecanismo instintivo de supervivencia, es decir, que es parte de la naturaleza de los perros (y otras especies también). En consecuencia, no se recomienda regañar o castigar a un perro que ejerce la protección de recursos, ya que ello resulta contraproducente y peligroso.

Pero sí es importante prevenir este tipo de conductas proteccionistas mediante una adecuada socialización y enseñándole a tu perro a soltar objetos.

perro grunendo

El perro gruñe mientras come

Si tu perro gruñe cuando alguien intenta acercarse a su comida o al mientras está comiendo, nuevamente nos encontramos con la protección de recursos. De hecho, los perros suelen desarrollar conductas proteccionistas principalmente en relación a los alimentos, ya que son indispensables para su supervivencia.

¡Recuerda no reñirle a tu perro por el simple acto de gruñir! Todos los perros gruñen, es algo inherente a la ‘naturaleza canina’, y no es posible eliminarlo de su comportamiento.

Tu peludo debe tener un entorno tranquilo donde pueda alimentarse con calma y seguridad. También es interesante dejar siempre que tu perro vea cuando le preparas su comida casera, o cuando sirves el pienso en su comedero. Estas son acciones sencillas que le ayudarán a entender que eres tú quien le provee sus alimentos, y que no tienes intención de privarlo de ellos.

Otra buena práctica es ofrecerle golosinas o bolitas de pienso directamente de tu mano (siempre con la palma abierta).

El perro que gruñe mientras juega

Aquí tenemos una situación donde el perro no gruñe porque está molesto, sino como parte del juego. Esta conducta aparece principalmente cuando el perro interactúa con juguetes que trabajan su mordida, como las pelotas de cuerda/soga u otros tipos de mordedores.

Se trata de una conducta lúdica y natural que los perros también llevan a cabo cuando juegan con otros perros, por lo que no hay necesidad de reñirles. Sólo asegúrate de que tu peludo tiene una conducta juguetona y no muestra signos de enfado o agresividad.

¿Por qué mi perro gruñe cuando lo acaricio?

En este caso, puede ser que alguna región del cuerpo de tu peludo está tan sensible que las caricias que generalmente le agradarían, terminan generándole molestia o dolor. Por ello, el primer paso es llevarlo al veterinario para descartar cualquier problema de salud.

En caso de no diagnosticar ninguna enfermedad, es importante que pongas atención al comportamiento de tu peludo y la rutina que ustedes comparten. Si recién has adoptado a tu mejor amigo, esta conducta podría indicar un historial de violencia física. Es decir, quizás tu perro gruñe cuando lo acaricias porque, en el pasado, ha sido víctima de golpes, castigos u otras formas de abuso físico. En este caso, te recomendamos buscar la ayuda de un experto en etología canina.

Por otro lado, si sueles castigar, encerrar o regañar a tu perro, quizás el gruñido aparece como una conducta defensiva, provocada por el miedo de que vuelvas a utilizar estos métodos que le generan dolor, tristeza o sufrimiento. Aquí te contamos las consecuencias de castigar a un perro y por qué no deberías hacerlo.

¿Por qué los perros gruñen entre si?

Como decíamos, los perros no gruñen solo para las personas, sino también entre sí. De hecho, los gruñidos son muy eficientes en el sistema de comunicación de los perros y pueden aparecer como una señal de advertencia o amenaza durante una interacción.

Por ejemplo, cuando un perro juega con otro perro, eventualmente, puede gruñir para advertirle sobre los límites de la interactuación. Por ejemplo, para decir al otro can que controle su fuerza o intensidad para no hacerle daño. Son situaciones completamente normales y no indican que el perro está siendo agresivo ni que se prepara para atacar.

Por otro lado, cuando un perro gruñe a otros perros en un contexto negativo, donde se muestra molesto o amenazado, es probable que veamos otros signos de agresividad. Para saber cómo actuar correctamente en estas situaciones, te recomendamos la lectura de este artículo: “Mi perro le gruñe a otros perros: ¿Qué hacer?

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba