Cómo cuidar correctamente de un Dóberman

Dentro de las razas más inteligentes que existen en el planeta destacamos la raza de perro Dóberman por sus impresionantes cualidades y destreza. Si estás pensando en compartir tu vida con un Dóberman, felicidades, no te arrepentirán nunca.

Pero debes tener en cuenta algunos pequeño detalles para que además de vivir feliz, pueda vivir sano y con una esperanza de vida superior a la media ¿Comenzamos?

Cuidados que necesita un perro Dóberman

Alimentación

Es necesario alimentar a nuestro Dóberman un pienso específico para cachorros hasta que cumplan los catorce / dieciséis meses de vida, que es cuando podremos comenzar con un pienso de de adultos.

Simplemente procura elegir un pienso de alta calidad que tenga sus ingredientes hidrolizados, ya que así nuestro perro podrá absorber mucho mejor todos los nutrientes. Evita por completo los conocidos “piensos de supermercado” pues son de muy baja calidad.

Nuestro consejo es que si tienes la oportunidad, lo alimentes con comida natural cómo la Alimentación para perros BARF.

Orejas

La mejor forma de limpiar sus orejas es con una gasa estéril humedecida con algún producto específico para limpiar orejas (de venta en veterinarias) o con suero fisiológico. Recuerda que sus orejas son tremendamente sensibles, así que sé muy cuidadoso.

Es recomendable limpiar sus orejas al menos una vez cada quince días, aunque si aprecias que acumulan mucha suciedad, puedes hacer una vez a la semana. Una vez limpias, pasa una gasa seca para eliminar los restos de humedad.

uñas de un perro dóberman

Las uñas

No es necesario que te preocupes por las uñas de tu Dóberman ya que generalmente se liman solas con los paseos y juegos diarios. No obstante si no fuera el caso y quieres recortarlas un poco, recuerda que tienen vasos sanguíneos y nervios bajo ellas (no son cómo las de los humanos).

Así que debemos cortar solamente la punta y comprobando previamente que no llegamos al nervio: Cómo cortar correctamente las uñas a un perro.

Los ojos

Los Dóberman no suelen tener problemas oculares aunque si aprecias legañas o restos de suciedad, recueda no limpiarlos nunca con la mano o con un papel, pues podríamos perjudicarle.

Lo ideal nuevamente es usar una gasa estéril impregnada con un poco de suero fisiológico. Si apreciamos que la segregación de legañas verdes es constante, posiblemente tenga una infección que requiera supervisión veterinaria.

Dientes

El sarro es uno de los principales problemas que podemos apreciar en la dentadura de un Dóberman, generalmente producido por el uso de piensos comerciales y snacks antisarro (si, los snaks no quitan el sarro).

En esta situación podemos optar por acudir al veterinario para que le haga una limpieza dental (similar a la que nos hacen a los humanos), o por darle huesos carnosos para que el sarro desaparezca por si solo. ¿Aun no sabes los huesos que un perro si puede comer?

dientes de un perro dóberman

Pelo

El pelo de un Dóberman es muy fino y corto, por lo que posiblemente se quede clavado en nuestra ropa, en nuestros muebles, etc… La mejor forma de evitarlo y además, de cuidar su pelo correctamente, es dando un cepillado cada dos o tres días.

El cepillado debe ser suave y con un peine específico para pelos de pelo corto y fino. Además, un baño mensual le vendrá genial para eliminar suciedad.

¿Sabías que……? ¿Un poco de aceite de Salmón en su alimentación le aportará un brillo excepcional a su pelo? Es una técnica muy utilizada por profesionales

Cuidados frente a parásitos

Tanto lo parásitos internos cómo los externos pueden afectar a nuestro Dóberman, haciendo que padezca picor, dolor y multitud de enfermedades que pueden incluso terminar con su vida.

Hagamos un repaso de cuales son los más importantes y cómo podemos evitarlos.

Pulgas y garrapatas

Posiblemente sean los más conocidos ya que son fácilmente detectables, bastará con hacer una revisión a nuestro perro, separando su pelo cuidadosamente con la ayuda de nuestra mano para ver si tiene alguna pulga o alguna garrapata.

A pesar de que ambos parásitos son nocivos, las enfermedades que pueden contagiar las garrapatas tanto a nuestro Dóberman cómo a nosotros mismos son sin duda las más peligrosas.

Bastará con una pastilla antiparásitos mensual para mantenerlo protegido (de venta en clínicas veterinarias). O en su defecto, de pipeta y/o collar repelente, aunque sin duda recomendamos las pastillas.

Ácaros y piojos

Más complejos de localizar por su diminuto tamaño, los ácaros pueden provocar mucho picor a nuestro perro e incluso problemas de piel. Lo mismo sucede con los pequeños piojos, los cuales le molestarán tanto que terminará haciéndose heridas de tanto rascarse.

Así que recuerda utilizar un jabón acaricida para aplicarlo en todos sus baños, tu veterinario puede recomendarte uno efectivo y de gran calidad.

Parásitos intestinales

Este tipo de parásitos son más complejos porque no podemos verlos, a excepción de algunos que discretamente se muestran en las heces (cómo las conocidas lombrices).

Algunos de ellos son realmente peligrosos cómo el conocido gusano del corazón, otros son más inofensivos aunque igualmente dañinos para su salud. Los cestodos, lambias y nematodos son los más comunes.

Unas simples pastillas tendrán a nuestro perro protegido frente a este tipo de parásitos tan peligrosos.

perro dóberman sentado en el cesped

Calendario de Vacunas para un Dóberman

La mejor forma de prevenir a nuestro Dóberman frente a las numerosas enfermedades que pueden atacarle, algunas de ellas mortales, es con unas sencillas vacunas que podremos encontrar en cualquier clínica veterinaria.

  • Al mes y medio de vida: Vacuna del parvovirus.
  • A los dos meses de vida: Vacuna polivalente.
  • A los tres meses de vida: Refuerzo de la polivalente.
  • A los cuatro meses de vida: Vacuna antirrábica.
  • Al año de vida: Segundo recuerdo de la polivalente y recuerdo de la rabia.
  • Cada año durante toda su vida: Vacuna polivalente y antirrábica.

¿Sabías que……?¿La vacuna antirrábica no es obligatoria de forma anual en todas las comunidades de España? En algunas es anual y en otras bianual.

Ejercicio

Recuerda que un perro de raza Dóberman es por mera genética muy activo, por lo que dar largos paseos diarios e incluso correr un rato es altamente beneficioso para su salud.

Cuando son cachorros nunca debemos forzarlos, simplemente dejar que corran y jueguen hasta que se cansen (ellos marcarán el ritmo).

A partir del año y medio de vida podemos comenzar a ejercitarlos haciendo que nos acompañen a hacer footing o mientras vamos en bicicleta. Pero, tampoco debemos forzarlos en exceso ya que esta raza es propensa a padecer cardiopatias.

Lo ideal es que hagan siempre ejercicio pero sin forzarlos, es decir, a su ritmo.

¿Es necesario cortar su cola y sus orejas?

Absolutamente NO. Amputar su cola o sus orejas es algo que está penalizado por la ley (es un delito) y si vemos que algún criador o veterinario lo hace, debemos denunciarlo.

Esta maña práctica solo se efectúa con la intención de hacer parecer más feroz al perro. No tiene beneficio alguno sobre su salud, todo lo contrario, es perjudicial para el.

Esperamos que tras leer estas recomendaciones sobre cuidados para un Dóberman, te animes a adoptar uno y a compartir tu vida con el. Son perros realmente cariñosos, inteligentes y juguetones, una raza de 10.