Existen muchas opiniones sobre donde pueden o deben dormir los perros, desde quienes afirman que su lugar está en su caseta del jardín a quienes comparte cama con ellos desde el primer día.

Si es la primera vez que tienes un perro, seguramente te estarás preguntando donde debe dormir. Por eso desde Soyunperro.com vamos a explicarte cuales son tus opciones y los beneficios de cada una de ellas ¿Comenzamos?.

¿Es bueno dormir con nuestro perro o debe tener su propia cama?

Son muchas las personas que comparten cama con su perro desde el primer día y para ser honestos, es algo envidiable. Ver como duermen y saber que están a nuestro lado en todo momento es algo precioso, sin embargo, tiene algunos inconvenientes.

  • Pelos en la cama: La mayoría de perros pierden pelaje constantemente, por lo que nuestra cama terminará sin lugar a dudas repleta de pelos. Es cierto que hacen dos grandes mudas al año, pero el resto del año también sueltan bastante pelo (excepto unas pocas razas que no sueltan pelo).
  • Ruidos y movimientos: Si eres de las personas que necesitan un silencio absoluto para dormir, recuerda que los perros se despiertan a menudo, se lamen, se mueven, cambiar de lugar en la cama y en ocasiones ladran y corren mientras duermen. Pues los perros también tienen sueños.
  • Suciedad: Es imposible tener a un perro limpio todo el día, todos los días. Los perros son perros y como tales juegan, se revuelvan por la hierva, se meten en charcos y riachuelos, etc… Por lo que debemos ser conscientes de que nunca estarán limpios.
  • Parásitos: Pulgas y garrapatas son los parásitos externos más conocidos, pero no debemos olvidarnos tampoco de los ácaros. Podemos usar collares y pipetas antipulgas, pero recuerda que nunca ofrecen una protección del 100%.

Ahora que conoces los principales inconvenientes, quizás prefieras optar por ponerle su propia cama, aunque sea al lado de la tuya si quieres dormir junto a el.

perro-durmiendo-en-el-sofá

Consejos para elegir una buena cama para perros

Son muchos los comercios que ofrecen camas para perros, desde clínicas veterinarias a tiendas online e incluso las coloquialmente llamadas tiendas de los chinos. Todas ellas ofrecen camas visualmente atractivas, que incluso pueden encajar con el diseño de tu hogar.

Sin embargo, no debemos fijarnos solamente en la estética pues es precisamente el punto menos importante de una cama. Estos son los valores que debemos buscar en una cama para nuestro perrito:

  • Tamaño: La cama debe ser lo suficientemente grande como para que nuestro perro quepa en ella completamente estirado. Los perros no siempre duermen enroscados, por eso es importante comprar una un poco más grande de lo que necesita.
  • Firmeza: Olvídate por completo de las camas rígidas o que presenten una firmeza dura. Los perros necesitan camas mullidas y cómodas, donde poder descansar plácidamente.
  • Materiales: Evita por completo las camas que estén fabricadas con materiales frágiles cómo telas finas, las que estén plastificadas (no traspiran) o las que desprendan un fuerte olor debido a sus materiales o tintes. Procura que sea lavable.

Existen muchos tipos de camas para perros diferentes, desde las que son tipo iglú a las camas colchoneta o incluso las que están elevadas tipo hamaca. Dependiendo de las características de tu perro, cómo el tamaño, la edad y sus necesidades, debemos decantarnos por unas u otras.

¿Donde poner la cama de nuestro perro?

Aunque parezca algo con poca importancia, elegir un buen lugar es imprescindible para que nuestro perro pueda descansar plácidamente. Si optamos por dormir junto a el, podemos poner su cama junto a nuestra cama y tener una segunda cama en el salón para que descanse cuando estemos viento la televisión por ejemplo.

Pero si optamos por poner su cama en otro lugar de nuestro hogar, debemos tener en mente estas consideraciones.

  1. Elige un lugar fresco si vives en un lugar cálido o un lugar templado si vives en una ciudad fría. Recuerda no poner nunca su cama junto a un radiador.
  2. Debes poner su cama en un lugar tranquilo, donde pueda tener intimidad y no haya mucho ruidos ni paso de personas. Donde pueda hacer buenas siestas sin que nadie le moleste.
  3. Evita los lugares con corrientes de aire pues pueden destemplarse (si, los perros también se resfrían).
  4. Si hace frío puedes poner una manta bajo su cama para que el frío del suelo no traspase su cama, así dormirá más calentito y tranquilo.

Mi perro se niega a dormir en su cama ¿Qué hacer?

Posiblemente hayas elegido mal la ubicación de su cama y el quiera dormir más cerca de ti. Prueba a mover su cama por las noches junto a la tuya y verás cómo duerme más tranquilo y feliz.

O el tipo de cama que has comprado no es de su agrado, si desprende mucho olor o no es cómoda, es normal que no quiera dormir en su cama.

Por otro lado, si estás en verano y hace mucho calor, es normal que el perro prefiera dormir sobre el suelo, ya que estará más fresquito. Aunque curiosamente, cuando nos descuidemos intentará subir al sofá o a nuestra cama, esto significa que su cama nos es lo suficientemente cómoda.

¿Donde debe dormir un cachorro el primer día?

Debemos ser conscientes de que el primer día nuestro cachorro dormirá muy poco y llorará bastante, por lo que posiblemente nosotros tampoco durmamos mucho. Ponte por un momento en su lugar, el está pasando un gran trauma pues lo han separado de su familia.

Lo idea es que pongamos su cama junto a la nuestra, para que esté en compañía y se tranquilice. Dejar una luz suave encendida para que no se despierte en completa oscuridad y además, seguir estos consejos que le ayudarán a dormir mejor:

  • Si es posible, frota un trapo limpio con su madre para ponerlo por la noche en la cama, así el cachorro reconocerá su olor y se tranquilizará.
  • Pon una bolsa de agua templada junto a el, para que sienta el calor y piense que es su madre (ojo, usa una bolsa de agua para humanos, que no se rompa).
  • Pon un reloj de manillas (tic toc) en una manta y déjalo junto a su cama, pensará que es el corazón de su madre.
  • Asegúrate de que haya cenado y que haya hecho sus necesidades antes de ir a la cama.

Con el paso de los días se irá acostumbrando a dormir en su nueva cama y poco a poco podrás ir moviendo su cama a su nueva ubicación, cuando ya haya cogido confianza.

¿Es mejor que el perro duerma fuera de casa?

Son muchas las personas que tienen un amplio jardín y prefieren que el perro duerma fuera, de forma que también sean guardianes por si alguien pretende entrar en nuestro hogar. Sin embargo, los perros son animales familiares y ellos prefieren dormir dentro del hogar y a ser posible, junto a nosotros.

Por eso si elegimos que nuestro perro duerma fuera de casa, en primer lugar debemos elegir una buena caseta para perros, que le proteja de la lluvia, el frío y el calor. Su caseta debe estar situada junto a nuestro hogar, para que se sienta más cómodo y seguro.

Nunca debemos dejar fuera a un cachorro recién traído al hogar, son extremadamente sensibles y podrían incluso fallecer al no saber donde dormir y coger frío o un exceso de calor. Es a partir de los seis meses de edad cuando podemos comenzar a enseñarles a dormir fuera.

Ahora que ya conoces todos los secretos sobre donde es mejor que duerman los perros ¿Donde va a dormir el tuyo?