Mi perro tiembla y no se porqué

Existen muchos motivos por los cuales un perro puede tener temblores, algunos de ellos son completamente naturales y otros sin embargo son de una índole mucho mayor. Pero…. ¿Qué debo hacer si mi perro tiembla?

Conociendo los principales motivos podremos verificar que nuestro perro esté bien o descubrir que le sucede para valorar si debemos acudir a un veterinario. Desde SoyUnPerro vamos a repasarlos todos los motivos y explicar cuáles son las causas y las posibles soluciones.

Mi perro tiembla cuando hace frío o mal tiempo

Los perros tienen un sistema vital muy similar al de los humanos, por eso cuando hace frío su cuerpo comienza a emitir pequeñas descargas eléctricas en los músculos, las cuales originan el temblor. Al igual que lo hacemos nosotros cuando tenemos frío, nuestro perros tiemblan para entrar en calor.

El movimiento de los músculos durante los temblores, producen calor que nuestro perro aprovecha para aliviar su sensación de frío. Debemos recordar que los perros tienen una temperatura corporal superior a la de los humanos y aunque estén cubiertos de pelo, también padecen de frío.

En ocasiones los temblores se producen sólo cuando el perro se moja, es algo muy normal ya que el manto de pelo que les protege del frío queda inutilizado y su cuerpo comienza a generar calor mediante estos temblores musculares.

Resumiendo, es completamente normal que un perro tiemble cuando tenga frío. Para evitar que coja alguna enfermedad relacionada con el frío cómo la Tos de las perreras o simplemente se destemple, simplemente debemos llevarlo a un lugar cálido y evitar que esté mojado.

Mi perro tiembla en ocasiones y sin motivo justificado

Existen muchas razas de perros que tienen espasmos musculares, los cuales son a simple vista completamente idénticos a un temblor por frío por ejemplo. Estos perros no padecen ningún tipo de enfermedad ni necesitan ningún tratamiento, tampoco tiemblan porque tengan frío o estén enfermos, simplemente son así por su propia genética.

Es posible que tiembles cuando están durmiendo o cuando los estamos acariciando, en realidad sus temblores aparecen en cualquier momento y sin ningún tipo de justificación. No debemos darle ninguna importancia a este tipo de temblores, son totalmente normales.

Las razas más comunes que por mera genética tienen temblores son:

Mi perro tiembla cuando se excita o tiene miedo

Los nervios son también una de las principales causas por las que un perro puede comenzar a temblar. Por ejemplo cuando estamos jugando con nuestro perro y le quitamos la pelota para tirársela, es bastante normal que debido a la excitación del momento nuestro perro comience a temblar.

También cuando hemos pasado un tiempo si ver a nuestro perro y el se emociona mucho al vernos, puede temblar de emoción. Es algo que no pueden controlar, su sistema nervioso está tan activo que su cuerpo emite temblores para relajarlo.

perro que tiembla porque está asustado

Cuando un perro tiene miedo o ansiedad también tiembla, al igual que ocurre con otros muchos animales entre los que por supuesto se incluye a los humanos. El miedo, la ansiedad e incluso la depresión  pueden ocasionar que nuestro perro comience a temblar o tenga temblores esporádicos.

Prevenir este tipo de temblores es sencillo cuando se trata de excitación, simplemente debemos practicar técnicas de relajación con nuestro perro y en poco tiempo apreciaremos cómo los temblores disminuyen. Sin embargo los temblores por miedo son imposibles de eliminar, aunque si podemos ayudar a nuestro perro socializándolo e intentando que pierda sus miedos.

Mi perro tiembla cuando duerme

Este tipo de temblores es totalmente normal, la mayoría de las veces se debe a que nuestro perro está soñando con correr o con alguna situación que le produzca excitación o nerviosismo. También es muy común que mientras tiemblan jadeen, gruñan o incluso ladren.

Es muy importante respetarle y nunca despertar a nuestro perro cuando esté soñando, ya que podría despertarse desorientado y asustarse o incluso en el peor de los casos mordernos (obviamente sin querer).

El frío puede ser otro de los motivos por los que nuestro perro tiembla mientras duerme, algo que sabremos si la temperatura ambiente es muy baja. En ese caso debemos taparle con una manta o poner la calefacción para evitar que se enfríe.

perro que tiembla porque tiene reuma

Otros motivos por los que un perro puede temblar o tener temblores

Independientemente de los motivos ya mencionados, es posible que nuestro perro pueda tener una bajada de glucosa en sangre lo cuál originaría estos temblores. Es algo que se da principalmente en perros de razas pequeñas, muy común en perros con poca masa muscular o con cachorros muy activos cómo los de la raza Bóxer y que se soluciona aportando alimento a nuestro perro.

Por otro lado existen dolencias cómo el reuma o dolor muscular debido a una lesión o desgaste, que producen temblores en nuestro perro o en algunas partes de el, cómo por ejemplo en una patita. Este tipo de temblores sólo se eliminan solucionando el problema, es decir, con una medicación adecuada a la dolencia, evitando así el dolor.

Otras enfermedades más graves también puede producir espasmos musculares o temblores, el moquillo, la epilepsia en perros o incluso la ingesta de alguna toxina que produzca el envenenamiento en nuestro perro. Cuando se trata de veneno, es posible que el perro además de temblar tenga vómitos, jadeos y se sienta decaído o con comportamiento extraño. También es común cuando se trata de una enfermedad de origen vírico, que nuestro perro tiemble y además no quiera comer.

Si tenemos alguna sospecha de que nuestro perro puede estar enfermo, tener alguna dolencia o incluso que haya sido envenenado, debemos acudir al veterinario obligatoriamente. No existe ningún remedio casero ni planta mágica que pueda curar este tipo de temblores, debemos solucionar el problema original para que estos desaparezcan.

Mi cachorro está temblando ¿Qué debo hacer?

Cuando se trata de un cachorro debemos tomar muchas precauciones ya que su sistema inmune aun es muy débil y cualquier problema o enfermedad puede ser mucho más grave para el que para un perro adulto.

Si nuestro cachorro tiembla debemos asegurarnos de que no tiene frío, de que ha comido bien y de que su estado de ánimo sea correcto. Los cachorros de las razas que hemos indicado anteriormente también sufren temblores que pueden calificarse cómo normales. Pero… ¿cómo saber si es normal o no?

No vamos a explicar trucos ni metodologías, si nuestro cachorro tiembla y no sabemos el motivo lo mejor que podemos hacer es acudir a un veterinario o si tenemos confianza con el, llamarle por teléfono y explicarle el problema.

Los cachorros son tan delicados, que recomendamos consultar con el especialista obligatoriamiente, aunque sólo sea para descartar otros problemas de origen vírico.

61 Comentarios

  1. Saque a pasear a mi perrita y cuando llegamos a la casa empezo a temblar y no podia mantenerce de pie

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre