Pastor de Shetland

Este infatigale, hermoso y elegante amigo nos recuerda a un Border Collie de pelo largo. Y es que el Pastor de Shetland fue criado en un principio, como perro pastor aunque en la actualidad es un excelente perro de compañía.

Conozcamos más de la historia, características, cuidados y demás curiosidades de esta preciosa raza.

¿De donde proviene la raza Pastor de Shetland?

De posible origen británico, lo cierto es que se desconoce su procedencia exacta. Los datos que conocemos hasta ahora lo sitúan a comienzos de 1900 en las Islas denominadas Shetland – de ahí el nombre de la raza-, pertenecientes a Escocia, aunque se encontraron registros de su existencia ya en 1800.

Si nos fijamos bien en su aspecto, podemos observar que procede de varios cruces de razas pastoriles como son los diferentes tipos de Collie, el Buhund Noruego o una raza irlandesa llamada Yakkie, de ahí que se le conozca con otros nombres como son: Sheltie – Shetland – Shetland Collie o Collie enano.

La función inicial de esta raza era la de cuidar de los rebaños de ovejas reducidos y, puesto que la vida en la Isla era muy dura, los pastores precisaban un perro que fuera inteligente, dócil, leal y obediente y que, además, contara con un pelaje que le permitiera trabajar en condiciones extremas y consumiera menos alimento que un perro de mayor tamaño realizando las mismas funciones.

Pastor-de-Shetland--de-pelo-claro

¿Cómo es el Pastor de Shetland? Morfología de la raza

Nos encontramos ante un perro pequeño pero con un aspecto robusto, ágil y fuerte. De pelo largo y gran belleza, es un poco más largo que alto aunque se considera bien proporcionado. Tiene el pecho profundo, las patas fuertes y musculosas propias de los perros pastores. En cuanto a su cola, está insertada descendiendo el tronco y es bastante larga.

Su cabeza, similar a la del Border Collie, es refinada y elegante y se va estrechando desde las orejas hasta la trufa. Esta trufa es negra y el hocico que lo sostiene redondeado. Los ojos almendrados son medianos y de color marrón oscuro. Podemos encontrar una excepción a esta característica y es que, en algunos ejemplares  uno de los dos ojos puede ser de color azul (heterocromía). Las orejas, ligeramente largas, son pequeñas y más anchas en su base.

Su pelaje es abundante y posee una doble capa – o doble manto-, en la que la capa larga es más áspera y lisa que la interna que resulta ser suave, corta y más densa si cabe. Podemos encontrar Pastores de Shetland de diferentes colores como son desde un color arena o dorado claro hasta caoba más oscuro; azul mirlo (se trata de un color azul claro plateado y jaspeado en negro); tricolor; negro y blanco o negro y naranja fuego.

  • Altura a la cruz: machos, 36-40 cm; hembras, 34-38 cm.
  • Peso corporal: 5-10 kg
  • Tipo de pelo: largo, doble manto, grueso, lacio y de diferentes colores.
  • Esperanza de vida: 12-14 años.
  • Carácter: energético, protector, fuerte, ágil y cariñoso.
  • Salud: generalmente buena salvo algunas posibles anomalías.

Pastor-de-Shetland--en-el-jardín

Temperamento del Pastor de Shetland

A pesar de resultar algo tímido con los desconocidos, es un perro muy fiel, leal y cariñoso con su familia. Es muy inteligente, atento, curioso, obediente, activo y fuerte.

Es vigilante, alegre y de carácter fácil, afectuoso y afable. No es nada temeroso aunque es algo ladrador. Toma la iniciativa cuando lo considera oportuno y obedece encantado pero sin resultar servicial en exceso. Le gusta agradar, eso es cierto pues anhela constantemente la atención humana.

Convivencia y educación

Es un perro extremadamente cariñoso, servicial y protector con su familia, incluso más si cabe con los niños. Si no se le ofrece una educación adecuada debido a sus instintos para el pastoreo, lo que puede llegar a causar algún conflicto pues en ocasiones pueden tratar de “arrear” a quien se mueva mordiéndole los tobillos.

Es fundamental socializarles desde que son cachorros para que aprendan a relacionarse con otros animales. Al ser obediente, es fácil de adiestrar y educar. Tiene un carácter muy estable por lo que, sumado a su paciencia, sus ganas de jugar y su instinto protector es perfecto para los niños.

A pesar de todo lo anteriormente dicho, tampoco es que nos encontremos ante una raza totalmente sumisa pues presenta un fuerte carácter y es necesario determinar con él los límites así como educarle desde la firmeza desde cachorro.

Puesto que puede ser muy ladrador, es conveniente adiestrarle lo antes posible para evitar que el ladrido excesivo desemboque en un problema de comportamiento.

Al ser tan activo, requiere salir a diario por un largo tiempo. Por el tipo de pelaje, conviene cepillarlo dos veces por semana, aumentándolo en periodo de muda. No conviene bañarlo más de una vez al mes.

cachorro-de-Pastor-de-Shetland

¿Cómo es su salud?

Generalmente presenta una salud buena pues se trata de un perro fuerte y resistente que ha tenido que lidiar en sus orígenes con condiciones extremas.

Si bien es cierto, existen algunas enfermedades hereditarias que pueden acaecer sobre esta raza y que le afectan con mayor frecuencia como son algunos problemas de piel u oculares:

  • Dermatomiositis
  • Anomalía del ojo de Collie
  • Cataratas
  • Atrofia progresiva de retina
  • Hemofilia
  • Sordera
  • Displasia de cadera
  • Epilepsia
  • Enfermedad de Legg- Calvé- Perthes (necrosis vascular de la cabeza del fémur causando una rápida degeneración en la articulación de la cadera. Afecta a perros jóvenes)
  • Enfermedad de Von Willebrand (afección sanguínea causada por una deficiencia en la sustancia que favorece la formación de plaquetas y la coagulación)