TOP 10 de razas de perros gigantes

0

Es imposible no fijarse en ellos, pues su porte y su musculatura atraen todas las miradas. Algunos, incluso, superan los 80 centímetros de altura. ¡Imagínate eso! Para que puedas conocer mejor a estas bellezas, te explicamos en este artículo cuáles son las principales razas de perros gigantes existen.

Las razas más grandes del planeta y sus características

Aunque tienen historias y procedencias diversas, todas estas razas tienen un denominador común: su gran tamaño. Nuestro TOP 10 de perros más grandes del planeta, incluye los siguientes nombres:

perro lobero irlandes sobre una pradera

Lobero irlandés

Se le conoce como el perro más alto del mundo, compitiendo con el Gran Danés. Para que te hagas una idea: un macho adulto tiene una talla promedio de más de 80 centímetros a la cruz, con un peso de 60 kilos.

Estos “gigantes amables”, como se les llama popularmente, suelen adaptarse bien a la convivencia con niños, por lo que son ideales para vivir en familia.

Lo que es indispensable es que tengan suficiente espacio para jugar y ejercitarse. Otra de sus características es que son canes con un instinto natural para el rastreo y el pastoreo.

Gran danes en el bosque

Dogo alemán o Gran danés

Puede llegar a medir 2,10 metros sobre dos patas, por lo que se trata de un perro realmente impresionante. Su peso habitual ronda los 70 kilos y vive un promedio de 11 años.

El Gran Danés es muy leal y afectuoso con la familia, con un temperamento equilibrado y tranquilo.

Aunque puede adaptarse a la vida en la ciudad, necesita pasear con frecuencia. Se trata de un buen perro de guarda, que se ha popularizado gracias a un personaje de dibujos animados tan entrañable como Scooby Doo.

Perro San Bernardo de color blanco y marrón

San Bernardo

También lo hemos visto en la tele, en series míticas como Heidi. ¿Quién no se acuerda de Niebla? En la vida real, el San Bernardo es igual de tranquilo y bonachón, además de dulce, inteligente y amigable con los más pequeños.

Un macho puede medir entre 70 y 90 cm de altura y pesar hasta 90 kilos. Este peludo necesita amplias zonas para moverse y ser feliz.

Con una esperanza de vida que ronda los 10 años, es un perro resistente. Pese a ello, debido a su gran tamaño es propenso a padecer algunos problemas de articulaciones y displasias de cadera.

Su corpulencia y su buen sentido de la orientación hacen que tenga buenas aptitudes para el rescate.

Mastín tibetano

Mastín tibetano o Dogo del Tíbet

Con su imponente melena, su pecho ancho y su cuerpo vigoroso, parece un león. Esta raza es una de las más antiguas que existen, con ejemplares que pueden llegar a pesar hasta 80 kilos.

Los encontramos sobre todo, en tierras orientales. Allí se han dedicado tradicionalmente a custodiar rebaños y a vigilar monasterios, pues tienen un carácter muy protector.

Aunque pueden mostrarse algo reservados con los extraños, son canes fieles y bondadosos. Los monjes y los pastores nómadas de Asia Central los valoran mucho, igual que la clase alta china.

Y es que para esta cultura son un símbolo de riqueza y de estatus social. Otras variantes como el Mastín napolitano, el mastín del Pirineo o el Mastín español alcanzan igualmente una altura y peso enormes.

Perro de raza Leonberger

Leonberger

Con su característico color pardo, este perro de montaña puede llegar a los 80 centímetros a la cruz y superar los 70 kilos de peso. Es musculoso y elegante, a la vez que equilibrado y leal.

Pese a su tamaño, no le falta agilidad. De hecho, participa a menudo en labores de búsqueda y rescate en el agua. ¡Le encanta nadar! El Leonberger es otra raza de molosos, la categoría que aglutina a los perros más grandes del mundo.

No es un can apto para vivir en un piso, pues necesita hacer bastante ejercicio para mantenerse en forma.

tosa inu tumbado sobre la hierba

Tosa Inu

Los japoneses adoran esta raza y no es de extrañar. Son perros que impactan a la vista, muy vigorosos y con una altura a la cruz de entre 60 y 80 centímetros.

Estos fortachones destacan también por su audacia y su valor, siendo buenos perros de guarda. Es muy importante que los Tosa Inu tengan una buena socialización, pues tienden a desconfiar de los desconocidos.

No es un perro tan delicado de salud como otras razas grandes, pero sí demanda mucha compañía y afecto.

Lo ideal es que su cuidador sea una persona experimentada en el adiestramiento canino y que pueda vivir en un lugar con suficiente espacio, donde pueda sentirse en libertad.

terranova sentado en una carretera rural

Terranova

Afable, noble, leal, dulce… Con sus más de 70 centímetros a la cruz y 70 kilos de peso, los perros de esta raza son tan enormes como buenos. Por ello se les conoce con el nombre de “gigantes gentiles”.

Tienen los pies palmeados, una gran fuerza corporal y un pelaje resistente el agua, por lo que muchos son entrenados para el rescate.

Pueden padecer algunos problemas de salud como displasias o cálculos de vejiga, pero lo normal es que lleguen a los 9 o 10 años de vida.

¡Ah! Y tampoco les falta su propio personaje de ficción. ¿Os acordáis de Nana, el perro guardián del cuento de Peter Pan? Pues sí, se trata de una terranova.

dos dogos de burdeos posando en el bosque

Dogo de Burdeos

Aunque tiene cara de pocos amigos, la realidad es que a este gigante le encanta estar con los humanos. Tiene mucha paciencia y sensibilidad, con un carácter equilibrado y tranquilo, aunque también es algo cabezón y con un fuerte sentido de la propiedad.

Esto hace que sea un buen perro guardián. La altura a la cruz de los machos supera los 60 centímetros y los 50 kilos de peso.

Estos peludos crecen muy deprisa, lo que puede conllevar problemas de huesos y tendones en la adultez.

Para prevenirlo, es importante que cuenten con una alimentación y unas rutinas de ejercicio adecuadas.

Debido a su corpulencia, estos canes necesitan mucho espacio para correr. Un dogo de Burdeos famoso es Hulk, uno de los mejores amigos perrunos del futbolista argentino Leo Messi.

Fila Brasileño

Fila Brasilero

Valiente y determinado, este can originario de Brasil es tranquilo y muy seguro de sí mismo. Le encanta comer y estar con la familia, además de jugar y ejercitarse.

Podemos verle como perro guardián de propiedades o pastoreando ganado. Su altura es de unos 70 cm a la cruz, con un peso de unos 50 kilos y una esperanza de vida de entre 10 y 12 años.

Con estas dimensiones no es un can adecuado para una casa pequeña y sin jardín. Necesita también que le marquen bien los límites y una buena socialización, porque por naturaleza suele ser algo reservado con las personas que no conoce.

perro Kuvasz bañandose en el mar

Kuvasz

Esta raza de perro boyero procede de Hungría. Se le da bien vigilar a los rebaños de ovejas. Con sus 70 cm de altura a la cruz, es fuerte y con una apariencia elegante y noble.

Tiene unas proporciones armoniosas y una musculatura potente, con patas ágiles y pelaje de color claro. Aunque su instinto de protección es fuerte y se considera un can territorial, su carácter es tranquilo y familiar.

Eso sí, la paciencia no es su fuerte. Por lo general suele gozar de buena salud y su esperanza de vida es de unos 12 años.

Seguro que ya estás pensando en adoptar a un grandullon ¿verdad?

Los perros gigantes, en definitiva, coinciden en muchos aspectos y necesidades. Lo más destacado es que, tras su apariencia intimidante, estos grandullones solo buscan que se les cuide y se les quiera.

Si vives en el campo, puedes mantenerlos económicamente y tienes suficiente experiencia como para darles una buena educación, ni lo dudes: dejar que entre un moloso en tu vida será – literalmente- una gran elección.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre