Remedios caseros para los gases en perros

Muchas personas afirman que sus perros sufren de flatulencias de forma muy frecuente o diaria, lo que les lleva a preguntarse si existen remedios caseros para evitar los gases. Si eres uno de ellos, lo primero que debes tener en mente es que los gases excesivos en los perros pueden aparecer por diferentes razones, y muchas veces son una señal de una alimentación inadecuada o de trastornos gastrointestinales.

Por ello, antes de usar cualquier terapia natural o remedio casero, es fundamental poner atención a la dieta y al comportamiento de tu peludo para identificar la causa de este problema y poner en marcha el tratamiento más adecuado. Y por supuesto que, en este proceso, es importante contar con la orientación de un veterinario. En este artículo hablaremos de las principales causas de los gases en perros y los remedios caseros más eficientes para combatirlos. ¡Sigue leyendo para saber más!

También te gustará leer: Cómo mejorar el aliento de un perro con remedios naturales

¿Por qué mi perro tiene tantos gases?

Hay múltiples factores que pueden provocar una excesiva producción y acumulación de gases intestinales en los perros. Y para aliviar la presión en la región abdominal y el incómodo que ello genera, lo más probable y lógico es que tu perro eche unos cuantos gases que pueden tener un olor desagradable.

La flatulencia en perros, muchas veces, está directamente relacionada con cambios repentinos en su alimentación. Es decir, si cambias bruscamente el pienso o el tipo de dieta que ofreces a tu peludo, es muy probable que se produzca un exceso de gases y otros síntomas gastrointestinales, como las diarreas, resultado de ciertas dificultades digestivas.

Por ello, se recomienda siempre realizar una transición alimentaria gradual, para que el sistema digestivo de tu perro pueda asimilar estos cambios poco a poco y adaptarse a ellos de una manera más amena. En estos casos, los síntomas suelen aparecer de forma puntual, tras realizarse los cambios en la dieta del perro. Y lo más probable es que se vayan atenuando con el pasar del tiempo, hasta extinguirse por completo tras algunos días o semanas (dependiendo del tiempo que el organismo de cada perro necesite para adaptarse a la nueva dieta).

No obstante, si percibes que tu peludo tiene gases con mucha frecuente o casi a diario, este síntoma puede estar relacionada con otros factores alimentarios o incluso con problemas de salud. A continuación, te contamos sobre las otras razones porque los perros pueden echarse muchos gases.

Otras causas comunes de gases en perros

  • Piensos de baja calidad: las dietas muy ricas en cereales y otras fuentes de carbohidratos favorecen la formación de gases, pues provocan una elevada fermentación en su aparato digestivo. Por ello, si optas por basar la alimentación de tu perro en un pienso, debes elegir un producto de calidad, cuya fórmula incluya un buen aporte de proteína animal y una baja concentración de harinas de cereales y legumbres (arroz, maíz, avena, arvejas, y también la soja).
  • Malos hábitos alimenticios: los perros que comen muy rápido son más propensos a tener gases, ya que ‘ingieren’ una gran cantidad de aire mientras se alimentan. Además, los peludos que suelen revirar la basura en búsqueda de comida o tragarse todo lo que encuentran en las calles o en el piso, pueden tener serios problemas digestivos, sin mencionar el riesgo de consumir comida en mal estado y alimentos potencialmente tóxicos.
  • Alergias alimentarias: son muchos los alimentos que pueden provocar reacciones alérgicas en el organismo de los perros. Los más comunes suelen ser los huevos, la soja, los productos lácteos y varios tipos de cereales y legumbres. Recordemos que las alergias ‘aparecen’ cuando el sistema inmune reacciona de forma exagerada ante un alérgeno. Y esta reacción exagerada puede provocar no solo síntomas gastrointestinales, como los gases excesivos y las diarreas, sino también irritación en la piel u otras alteraciones dérmicas.
  • Parásitos intestinales y enfermedades: la presencia de parásitos en el tracto gastrointestinal suele conllevar a una excesiva formación de gases. Además, hay una amplia gama de patologías y problemas de salud que pueden provocar una excesiva concentración de aire en la región abdominal de los perros. En estos casos, lo más común es que el perro tenga el abdomen hinchado y no sea capaz de eliminar los gases que se acumulan allí, por lo que probablemente tendrá dolor y mucha sensibilidad al toque en esta región.

5 Remedios caseros para los gases en perros que sí funcionan

Un adecuado tratamiento para la flatulencia en perros depende fundamentalmente de la identificación de la causa de este problema. Por ello, y como ya habíamos mencionado en la introducción, es súper importante que lleves tu perro al veterinario al observar cualquier tipo de síntomas gastrointestinales o alteraciones en sus deposiciones.

Así mismo, aquí tienes algunos remedios caseros que puedes dar a un perro si tiene gases para ayudar a aliviar el malestar estomacal y favorecer su proceso digestivo.

Cúrcuma

Si te preguntas si es buena la cúrcuma para perros, la respuesta es ¡sí! Esta raíz de color amarillo intenso tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antiglucémicas y digestivas. Actúa en el organismo estimulando la actividad estomacal y el tránsito intestinal, previniendo, así, la acumulación de gases intestinales. Pero, ten en mente que es necesario respetar una dosis diaria máxima de 60 mg, de tres a cuatro veces por semana.

 Probióticos

Contienen cepas de bacterias ‘buenas’ (lactobacillus, por ejemplo) que viven naturalmente en la microbiota intestinal de los perros. El equilibrio de estas poblaciones bacterianas es clave para un metabolismo digestivo saludable y una óptima absorción de nutrientes, por lo que este es uno de los remedios caseros para los gases en perros más recomendables.

Además, los alimentos probióticos ayudan a fortalecer el sistema inmune y prevenir una amplia gama de enfermedades, así como la proliferación de bacterias patógenas en el tracto intestinal. Para incorporarlos en la dieta de tu peludo, puedes recurrir a fuentes naturales, como el kéfir, o a suplementos en cápsulas. La dosis de probióticos para perros más recomendada es de 1 cucharada sopera por cada 20kg de peso corporal, y puedes ofrecerlos a tu perro de dos a tres veces por semana.

Manzanilla

Es uno de los mejores aliados de una buena digestión y ofrece numerosos beneficios para la salud canina. El té de manzanilla es indicado para aliviar el malestar estomacal, favorecer el metabolismo digestivo y combatir síntomas de ansiedad y estrés en perros. La dosis puede variar en función del peso corporal, pero se recomienda ofrecer 2 cucharadas soperas de té de manzanilla para prevenir los gases en perros.

Prebióticos

Son substancias vegetales no digeribles (fibras, por ejemplo) que sirven como alimento para las poblaciones de bacterias benéficas que se encuentran en el intestino. Desempeñan un rol clave en el metabolismo digestivo, previniendo los desequilibrios en la microbiota intestinal, las deficiencias nutricionales y los trastornos gastrointestinales. Los probióticos y los prebióticos se complementan y puedes ofrecer ambos a tu perro en el mismo día para reforzar su buena alimentación. La forma más sencilla de suplementarlos es adquiriendo los suplementos (generalmente capsulas o pastillas) que puedes encontrar en tiendas de productos naturales o en Internet.

Canela

Esta especia de exquisito aroma tiene propiedades antiinflamatorias, antiglucémicas, antifúngicas, antibacterianas y digestivas. Además de prevenir los cólicos y espasmos estomacales, la canela es un excelente remedio natural para evitar la formación excesiva de gases intestinales. La manera más práctica de incorporarla en la dieta de tu perro, es añadiendo la canela molida o en polvo en su comida o en recetas saludables (unas exquisitas galletas caseras, por ejemplo), Sólo recuerda respetar siempre una dosis diaria máxima de ½ cucharadita para evitar un consumo excesivo, ya que la canela también genera un efecto anticoagulante en el organismo.

Ahora que ya conoces los mejores remedios caseros para los gases en perros, ten en cuenta también la importancia de fomentar buenos hábitos alimentarios en la rutina de tu mejor amigo. Por ejemplo, evitar que coma demasiado rápido, evitar hacer paseos o ejercicios justo después de comer, y asegurarte de que tu peludo cuente con un ambiente positivo donde pueda alimentarse con calma y seguridad.

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba